lunes, 16 de septiembre de 2019

Vendas

Las vendas, son un rollo de tela u otro tipo de material, que sirven para presionar, inmovilizar las lesiones osteo articulares, para cubrir lesiones cutaneas y envolver una parte del cuerpo lesionada.


Vendas de Sujeción:

Son vendajes blandos que se utilizan generalmente para sostener apósitos correctamente, y con ello favorecer el proceso de curación de las heridas.
Indicación: En la hemostasia provisional cuando la herida no sea compleja ni muy sangrante. También se utilizan para inmovilización con férulas e incluso como protector de la piel para evitar erosiones.

1. Venda crepe de algodón:

La venda de crepe (venda de crepe E) se distingue por su elasticidad.
También se llama venda hipoalérgica. Se fabrica entretejiendo algodón y fibras sintéticas elásticas. Permite un vendaje elástico en las articulaciones, con una óptima circulación de la sangre y una adecuada a i reación de la piel, es muy útil si se necesita aplicar una presión.
Presentación: Existen diferentes tamaños.
Indicación: Está indicada cuando el vendaje se aplica en las extremidades porque facilita el retorno venoso y favorece el proceso de cicatrización.


2. Venda de Gasa:

Definición: Es una venda de gasa hidrófila fabricada en algodón suave y poroso.
Su calidad y características están determinadas por la cantidad de hilos por cm2.
Pueden ser normales (venda cambric) o estar orilladas (venda de gasa orillada).
Estas últimas tienen la ventaja de no deshilacharse, pero el inconveniente de tensarse en los bordes creando zonas de presión que pueden originar un trastorn o circulatorio. Son delgadas, ligeras, blandas y porosas.
Presentación: Existen de diferentes tamaños.
Indicación: Indicada para fijar apósitos y proteger las heridas de las erosiones externas.


3. Venda tubular de malla:

Es un sistema tubular de tejido de algodón o poliamida e hilos de goma elástica. Su estructura reticular permite el corte en cualquier sentido sin que se deshilache.
La diversidad de tallas, así como su gran elasticidad y adaptabilidad, permiten su aplicación en todas las partes del cuerpo.
Presentación: Se presenta en cajas de 25 m. con ventanilla de extracción que permite utilizar la cantidad necesaria en cada caso, manteniéndose el resto perfectamente envasado.

Existen 9 medidas que se acoplan a todas las partes del cuerpo, desde los dedos hasta los troncos gruesos.

Indicación: Está especialmente indicada para la sujeción de apósitos en aquellos casos que no sea necesario la compresión de la herida, ya que permite el intercambio y renovación del calor y la humedad de la piel debido a su forma tipo red y facilita la realización de movimientos.


Vendas de compresión:

Son vendajes blandos realizados con venda elástica que se utilizan para realizar presión. La finalidad del vendaje compresivo es aumentar el gradiente de presión en la zona de aplicación, con el objetivo de conseguir una disminución de la salida de líquidos del interior vascular a la zona intersticial.
Sirven para la fijación de apósitos cuando la herida sea más complicada o sangrante.
Comprimiendo directamente en la zona producimos retracción de los vasos, relentización del flujo y formación del coágulo. Indicadas también para evitar procesos inflamatorios, traumáticos o vasculares. También cuando queramos realizar drenaje de edemas en extremidades. Realizándolo en dirección ascendente produciremos un vaciamiento y movilización del edema.

1. Venda elastica de algodón (No adhesiva):

La densidad del material, de la trama y del hilo determinan las propiedades elásticas de la venda de compresión. Las vendas de tejido elástico son extensibles simplemente por su trama y no contienen fibras elastoméricas. Las vendas permanentemente elásticas contienen un pequeño porcentaje de hilos de caucho, nylon o poliuretano que recuperan casi totalmente su estado original tras su extensión.
Según la extensibilidad de la venda podemos encontrar vendas de baja tensión cuyo índice de elasticidad es de 30-90%, pudiéndose extender hasta el doble de su longitud. Su fuerza de restauración es baja al igual que su presión en reposo. Su composición es con un alto contenido en algodón.
La venda de alta tensión puede extenderse entre un 100-200%, es decir de un 1,5 hasta 3 veces su longitud inicial. Contiene componentes elásticos y produce una alta presión en reposo.
Presentación: Dentro de este apartado de vendas se incluyen las vendas Lastotel y las vendas Tensofix forte®.

Indicación: Indicadas para cuando queramos realizar una mayor presión en la zona a vendar con el fin de aumentar la fuerza de compresión. Se utiliza para realizar vendajes compresivos en procesos inflamatorios, traumáticos o vasculares.
También se emplean para drenaje de edemas.


2. Venda elastica cohesiva:

Venda elástica de caucho de diversos tamaños. No se pega a la piel pero sus capas individuales se adhieren entre sí. Está formada por algodón y poliamida. Debido a la adherencia que existe entre las capas, la capacidad de retracción de la venda es escasa, por lo que en la aplicación controlaremos la tensión de la venda.
P resentación: Se denomina Tensoplus lite® y está disponible en el tamaño de 10 cm. x 10m.

Indicación: Debido a la particularidad que tienen de adherirse sobre sí mismas y no a la piel, se utilizan especialmente para vendajes de superficies musculares amplias o en lesiones agudas con edema. También en aquellas personas que además sufran insuficiencia venosa periférica (con esta venda el vendaje compresivo mantiene más tiempo su tensión a pesar del movimiento).

3. Venda elástica adhesiva porosa:

Venda de algodón elástica con adhesivo poroso, por lo general cola de zinc o poliacrato (hipoalergénico). Este adhesivo facilita su fijación. No debe aplicarse directamente sobre la piel ya que puede dar problemas alérgicos o irritativos cuando se mantienen durante un tiempo excesivo. En estos casos hay que colocar un vendaje de protección antes de colocar esta venda. Presenta una elasticidad longitudinal entre el 60 y 70% y también las encontramos con elasticidad en las dos direcciones con un aumento longitudinal del 60% y transversal del 30%.
Es fácil excederse en la presión por lo que las primeras horas debe extremarse la vigilancia.
Presentación : Es el llamado Tensoplast®. Se presenta en diferentes tamaños según las necesidades.
Indicación: Está especialmente indicada en tratamientos compresivos, fijaciones y contenciones articulares. Se utiliza para inhibir o limitar los movimientos que producen dolor.

Se consigue una movilidad y grados de libertad de los tejidos no lesionados que evita que se produzca atrofia muscular, hipotrofia...
Algunas indicaciones de esta venda son:

  • Tratamiento de distensiones ligamentosas de primer grado y algunas de segundo.
  • Desgarros musculares.
  • Tendinitis.
  • Periostitis.
  • Tras retirada de una escayola para inicio de la rehabilitación.
  • Prevención de laxitudes ligamentosas.

Está contraindicada en roturas ligamentosas o musculares, fracturas, edemas o equimosis, problemas circulatorios (ej. varices...), alergias a material adhesivo.
Recomendaciones de uso: Para su colocación hay que dar las vueltas necesarias con una tensión adecuada. Es preferible aplicar muchas vueltas con tensión moderada que pocas demasiado apretadas. Cada vuelta debe superponerse en la mitad de la anterior. Vigilar el aspecto de los dedos por si presenta déficit circulatorio y preguntar al paciente si presenta parestesias o dolor en los dedos. Siempre que sea posible empezar el vendaje por la parte más estrecha del miembro, siguiendo la dirección ascendente.

4. Venda tubular compresiva:

Tejido de algodón de forma tubular y de distintos tamaños. Es de tipo compresivo para el soporte y rehabilitación, formado por algodón (83%) y fibras sintéticas (hilo de látex 9% y poliamida 8%).
Presentación: Se presenta en distintos tamaños que van identificados por letras, desde la A (4,5 cm.) hasta la L (32,5 cm.). Se presenta en cajas de 10 m. con ventanilla de extracción, que permite utilizar la cantidad necesaria en cada caso, manteniéndose el resto perfectamente envasado. Es el denominado Tubigrip®.
Indicación: Se utiliza para el vendaje de extremidades de niños hasta el vendaje de troncos gruesos de adultos.
Recomendaciones de uso: Son fáciles de aplicar, generalmente basta cortar una longitud igual a la zona que quiere cubrirse. En caso de requerirse mayor presión deberá utilizarse una longitud doble de tubular, de forma que la zona quede cubierta por una segunda capa. Cuando el tubular deba proteger un apósito se recomienda asegurarlo antes de poner la venda tubular con cinta adhesiva.



Vendas de inmovilización:

Son vendajes duros realizados con vendas de algodón que llevan incorporado yeso, fijado mediante una sustancia aglomerante soluble en agua, que no permite ningún tipo de movilidad, fijando la zona lesionada.
No permite la movilidad funcional, la única posibilidad es realizar ejercicios isoméricos.

1. Venda de escayola:

Vendas impregnadas en materiales (yeso) que después de su humidificación se solidifican y permiten un vendaje rígido, que se denomina enyesado.
Presentación: Las vendas de escayola que se utilizan habitualmente tienen dos medidas 2,7 m. x 10 cm. y 2,7 m. x 5 cm.
Indicación: Debido a la rigidez del tratamiento sus indicaciones son: inmovilización de fracturas y de huesos enfermos y articulaciones, corrección y prevención de deformidades, entablillado de emergencia... Se suelen emplear en forma de férulas o como yesos completos.

Recomendaciones de uso: Para conseguir una correcta inmovilización han de incluir el foco de fractura y las articulaciones distal y proximal. La férula suele emplearse como tratamiento definitivo en lesiones estables, no complicadas o como paso previo al yeso completo cuando se prevea un edema importante o la lesión pueda desplazarse o complicarse de algún modo.

Para confeccionar y aplicar una férula tendremos en cuenta los siguientes puntos:
se usa venda enyesada que se pliega sobre sí misma, la longitud se calcula por medición directa sobre la superficie a inmovilizar. El grosor ha de ser aproximadamente de 0,5 cm. (6 a 8 capas). Habitualmente se coloca la férula en la cara dorsal o posterior del miembro para permitir una mejor movilización de los dedos. Debajo del yeso se colocará un vendaje de protección para proteger la piel teniendo especial cuidado con las prominencias óseas, talones, codos... La férula debe ajustarse exactamente al contorno del miembro sin dejar rugosidades que puedan provocar lesiones por decúbito. Por último fijaremos la férula con venda, si es de gasa deberemos mojarla previamente para evitar que encoja al contacto con el yeso mojado. Generalmente solemos utilizar venda elástica hipoalergénica (crepe E).

Como apunte final reseña remos que cualquier inmovilización debe realizarse en la posición más funcional posible cercana a la actitud anatómica:

  • Hombro: codo en flexión adosado al tórax.
  • Codo: flexión de 90º.
  • Muñeca: extensión de 20º.
  • Metacarpofalángicas: flexión de 90º.
  • Interfalángicas: extensión o mínima flexión.
  • Cadera: flexión de 20-30º.
  • Rodilla: flexión de 20º.
  • Tobillo: ángulo recto (neutro).

Recomendaciones al paciente cuando lleve un vendaje de yeso:

  • Debe acudir al especialista si se rompe, se suelta, existe dolor persistente, manchas o entumecimiento de pie o mano y los dedos se hinchan en exceso o se ponen cianóticos.
  • Bajo ningún concepto el paciente debe humedecer, cortar o actuar sobre elyeso.
  • Es importante movilizar los dedos y articulaciones libres.
  • No rascarse ni introducir agujas entre la piel y el vendaje (riesgo de heridas).


Para colocar un yeso hay que tener en cuenta:

  • Tiempo de inmersión: suele ser de 2-4 segundos dependiendo principalmente del ancho de la venda utilizada.
  • Tiempo de modelaje: suele ser de 2-5 minutos dependiendo del tipo de venda.
  • Existen vendas de fraguado rápido.
  • Tiempo de secado: suele ser de 24-48 horas. No cubrir la escayola durante ese tiempo con prendas que retengan la humedad. El vendaje de yeso una vez endurecido no se une bien con nuevas capas que se añadan.




Vendas de protección:

Vendas cuya finalidad principal es la de servir de acolchado entre la piel y las vendas de inmovilización. Mejora la sensación de soporte y confort s o b re la piel. Este vendaje debe ajustarse a la zona a proteger para evitar dobleces y compresiones.

1. Venda acolchada bajo escayola:

Pueden ser de dos tipos de algodón (llamado velban) o de fibras sintéticas (soffban). Estas últimas no acumulan la humedad como el algodón conservando su efecto colchón. El almohadillado previene de daños cutáneos y de úlceras por presión y también evita que el vello se adhiera al yeso. La venda de algodón está más indicada para los vendajes compresivos y de fijación.
Presentación: Se presentan en varios tamaños de 10 y 15 cm. de ancho x 2,7 m. de largo.
Indicación: Está especialmente indicada para la protección bajo vendajes de yeso, minimizando las molestias y las escoceduras que provoca el enyesado al paciente. También como almohadillado en todo tipo de vendajes en los que se quiera proteger la piel.


2. Venda tubular bajo escayola:

Es un vendaje tubular extensible de algodón no elástico que cubre la piel amoldándose a ella. Se coloca dejando salir los extremos, para después doblarse sobre la escayola y evitar todo contacto con los bordes irregulares de la escayola y tener mayor comodidad, evitando roces.
Indicación: Se utiliza como protección de la piel antes de un vendaje de escayola.





ESPARADRAPOS


Definición: Bandas adhesivas utilizadas para la fijación de apósitos u otros productos sanitarios (compresas, catéteres, cánulas...) sobre la piel.
Se clasifican según la naturaleza del soporte de la masa adhesiva.

Clasificación de los esparadrapos:

Esparadrapo de tela: Esparadrapo de rasgado fácil, resistente y de fuerte adhesividad.
Contiene látex de caucho natural.
Presentación: Tamaño 10 cm. x 10 m. Color blanco / marrón.
Indicación: Fijación de apósitos o productos sanitarios en los casos que re q u i eran una fuerte sujeción.

Esparadrapo de tela sin tejer: Rollo de gasa adhesiva recortable. Suave, elástico y de alta adaptabilidad.
Excelente permeabilidad al aire. Adhesivo de poliacrilato que se disuelve en agua. No contiene látex. Esterilizable.
Presentación: Tamaños: 15 cm. x 10 m.; 10 cm. x 10 m.; 5 cm. x 10 m.
Indicación: Fijación de apósitos o productos sanitarios, especialmente en áreas de piel sensible.

Esparadrapo de papel: Esparadrapo de rasgado fácil. Suave y adaptable. Hipoalergénico.
Presentación: Tamaños: 5 cm. x 10 m.; 7,5 cm. x 10 m.
Indicación: Fijación de apósitos o productos sanitarios en áreas de piel sensible y zonas delicadas.

Esparadrapo de plástico: Esparadrapo de rasgado fácil, perforado. Transparente y poroso.
Adhesivo acrílico. Hipoalergénico.
Presentación: Tamaño 5 cm. x 10 m.
Indicación: Fijación de apósitos voluminosos.






+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Actualización por E-mail
Recibe información de www.atensalud