enfermeria.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Asepsia y Antisepsia

Limpieza: 
es la remoción mecánica por medio del agua y un detergente de toda materia extraña, de las superficies en general. No elimina los microorganismos pero reduce su número.

Desinfección: 
es la destrucción de microorganismos patógenos en superficies inanimadas o inertes mediante la utilización de unos productos químicos denominados desinfectantes.
  • Desinfección de alto nivel (DAN): procedimiento que emplea agentes físicos o químicos con actividad sobre bacterias en fase vegetativa como el Micobacterium tuberculosis, hongos y virus con capa lipídica de tamaño medio, exceptuando las esporas.
  • Desinfección de nivel intermedio (DNI): acción germicida sobre bacterias en fase vegetativa, virus con capa lipídica de tamaño medio (adenovirus, esporas asexuadas pero no clamidoesporas, micobacterium tuberculosis).
  • Desinfección de bajo nivel (DBN): procedimiento mediante el cual se tiene efecto sobre bacterias en forma vegetativa, levaduras y virus de tamaño medio pero sin acción sobre el bacilo de la tuberculosis.
Descontaminación o desgerminación: 
es la reducción del número de microorganismos de un material que ha estado en contacto con líquidos, fluidos corporales o restos orgánicos de manera que pueda manipularse en forma segura.

Estéril: 
Ausencia de todo microorganismo viviente; en la práctica se define como en función de la probabilidad, por ejemplo, de que un microorganismo sobreviva sea de uno en un millón.

Esterilización: 
es el procedimiento en el cual se utilizan métodos químicos o físicos para eliminar toda posibilidad de vida microbiana, incluidas esporas y bacterias altamente termoresistentes.(2,3,10,12) Se utilizará este método en presencia de priones, hasta cuando se encuentre otro método más efectivo para estos casos.

Asepsia:
Se trata de la ausencia de materia séptica, es decir, la inexistencia de sustancias que causan putrefacción y de gérmenes patógenos. Por tanto, es un estado sin infección.

También se conoce como asepsia al conjunto de procedimientos y técnicas utilizados para evitar que lleguen a nuestro organismo gérmenes, bacterias, virus y hongos.

Asepsia médica
Los médicos y enfermeros son personal de riesgo ya que trabajan con personas enfermas y están expuestos a infecciones y virus. Podemos llevar a cabo algunos procedimientos que nos permitan reducir al mínimo los elementos patógenos y así evitar contagios en zonas de riesgo bajo de clínicas y hospitales:
  • Lavado de manos y aplicación de soluciones alcohólicas desinfectantes antes y después de entrar en contacto con el paciente.
  • Utilización de guantes desechables si hay que tocar al paciente para estudiar una herida, auscultarle o examinar el estado de las amígdalas, entre otros.
  • Utilización de indumentaria adecuada. El personal sanitario siempre debe hacer su trabajo con el uniforme correspondiente, que suele ser una bata o un pijama que consta de camisa y pantalón. Si fuera necesario, también tendría que cubrirse la nariz y la boca con mascarilla.
  • Los residuos como vendas, escayola, gasas o jeringuillas, deben ser desechadas en el contenedor adecuado para que tal fin.
  • Las técnicas de asepsia en odontología son muy similares a las descritas en este apartado.
Asepsia quirúrgica
Se trata de la desinfección necesaria en los quirófanos. Su objetivo es que ninguna bacteria pueda infectar al paciente intervenido. En este caso, el mayor riesgo de contagio se da a través de la herida abierta.
Por otro lado, con esta asepsia también se pretende evitar que los microorganismos procedentes del cuerpo del paciente se transfieran a los médicos, enfermeros y al mobiliario. Para que sea efectiva tenemos que seguir a rajatabla los protocolos de actuación en estos espacios:
  • El personal sanitario que participe en la operación debe estar correctamente aseado. Además, no deben llevar ninguna joya u otros elementos que puedan desprenderse, como pestañas y uñas postizas.
  • Todas las personas que se encuentren en la sala de operaciones, tienen que estar cubiertas por ropa, mascarillas y guantes esterilizados.
  • Todos los instrumentos que se vayan a emplear en la operación han tenido que ser sometidos a un tratamiento de esterilización para fulminar las bacterias provenientes de otras operaciones anteriores.
  • Antes de la intervención, los médicos deben llevar a cabo la antisepsia de la piel que vayan a perforar. Esto es, tienen que limpiar la zona para acabar con los microorganismos patógenos.
  • El campo de trabajo tiene que ser preparado y dispuesto para una intervención higiénica. Para ello se utilizan gasas y sábanas esterilizadas. Con la tela se cubre el resto del cuerpo del paciente.
  • Después de la operación, los elementos desechables deben ser tirados al cubo específico para este fin. Por tanto, es importante deshacerse de agujas, gasas y cuchillas siguiendo este protocolo, con el fin de evitar contagios. La basura acumulada se llevará después a contenedores especiales para este tipo de residuos.
  • Cuando la intervención ha terminado, la ropa se echa en bolsas para que la desinfecten en la lavandería.
  • Por último, todas las personas que hayan estado presentes durante la cirugía tendrán que lavarse las manos antes de salir.
Antisepsia: 
Es la destrucción o inhibición de microorganismos patógenos en tejidos vivos (piel, tracto genital, heridas...) mediante la aplicación de unos productos químicos llamados antisépticos.

Glosario de términos para referirse a agentes que destruyen o inhiben los mocrorganismos patógenos: 

  • Desinfectante: Es un agente químico que elimina un rango definido de microorganismos patógenos, pero no necesariamente todas las formas de vida microbiana, por ejemplo, no elimina las esporas resistentes.
  • Germicida: Es un agente que destruye microorganismos, especialmente microorganismos patógenos. Otras categorías de agentes que emplean el sufijo "-cida" (virucida, fungicida, bactericida, esporicida, tuberculocida) destruyen los microorganismos identificados por el prefijo. 
  • Biocidas: Biocidas son aquellas sustancias que por medios bien químicos o bien biológicos pueden destruir, contrarrestar, neutralizar, impedir la acción o ejercer un efecto de control sobre cualquier organismo nocivo2. Recientemente se ha propuesto una definición más simple y clara según la cual un biocida es una molécula química activa en un producto para inhibir o destruir bacterias. La actividad antimicrobiana es el efecto letal o inhibitorio, tanto de un producto biocida como de un antibiótico.
  • Antiseptico: Un antiséptico es un producto químico que se aplica sobre los tejidos vivos con la finalidad de eliminar los microorganismos patógenos o inactivar los virus. No tienen actividad selectiva ya que eliminan todo tipo de gérmenes.
  • Bactericida: Es la sustancia química que elimina los microorganismos e impide su crecimiento. Su acción es irreversible.
  • Bacteriostático: Es la sustancia química que impide el crecimiento de los microorganismos mientras dura su acción.
  • Sanitización: La higienización se define como un frote breve con una solución antiséptica a partir de alcohol y emolientes, buscando destruir los microorganismos de la flora bacteriana transitoria, adquiridos recientemente por contacto directo con pacientes, familiares o fómites y disminuir la flora residente. Siempre y cuando las manos se encuentren limpias y sin contaminación con material orgánico.


TÉCNICA ASÉPTICA

Objetivo:
Disminuir al mínimo la posibilidad de contaminación microbiana durante los procedimientos de atención de pacientes.

Definición:
Conjunto de procedimientos y actividades que se realizan con el fin de disminuir al mínimo las posibilidades de contaminación microbiana durante los procedimientos de atención de pacientes.

Tipos:
Concurrente: Proceso que se realiza a objetos que se encuentran en contacto directo o indirecto con el usuario durante su hospitalización.
Terminal: Proceso que se realiza a los objetos que han estado en contacto directo o indirecto con el usuario al ser dado de alta o cuando fallece.

Metodos:
FÍSICOS:
  • Pasteurización hervido 20 min.
  • Desinfectadores de agua.
  • Radiación ultra violeta.
QUÍMICOS:
  • Orthophaldehido, glutaraldehido,  cloro y compuestos, formaldehido y fenoles
Indicaciones de uso de la Técnica Aséptica:
  • Procedimientos con acceso a cavidades estériles.
  • Procedimientos en que las consecuencias de una infección sean graves o pongan en riesgo la vida del paciente.
Procedimientos más frecuentes empleados en la Técnica Aséptica:
  1. Lavado de manos con antiséptico.
  2. Uso de delantal estéril de procedimiento.
  3. Uso de guantes estériles.
  4. Uso de mascarilla y gorro.
  5. Limpieza y desinfección de la piel previo a los procedimientos.
  6. Uso de campo estéril.
  7. Uso de material estéril o con desinfección de alto nivel.
  8. Manejo de los desechos biológicos.
Cada uno de estos aspectos se revisa en detalle en las páginas siguientes.


LAVADO DE MANOS

La microflora de la piel contiene microorganismos residentes y transitorios. Los microorganismos residentes sobreviven y se multiplican en la piel, estos pueden convertirse en altamente virulentos, mientras que la flora transitoria representa contaminantes que pueden sobrevivir solamente en periodos limitados de tiempo. El lavado de manos con jabones y detergentes es efectivo para remover mucha de la flora transitoria y eliminar e inhibir la flora residente.

El lavado de manos se define como una fricción breve y enérgica de las superficies enjabonadas, seguida por un enjuague bajo el chorro de agua. Su objetivo es reducir la flora residente, (entendiendo por ésta la flora cutánea normal de las manos y antebrazos del individuo, que puede estar conformada por organismos patógenos como el Stafilococo aureus), y también remover las bacterias transitorias (entendiendo por estas microorganismos que se adquieren por contaminación con el medio ambiente, generalmente no patógenos). El lavado puede ser seco, clínico y quirúrgico.

Objetivos:
  • Eliminar la flora bacteriana transitoria y disminuir la flora normal o flora residente de la piel.
  • Prevenir la diseminación de microorganismos a través de las manos.
  • El lavado de manos es la medida más importante y la más simple para prevenir las infecciones intrahospitalarias.
Consideraciones:
  • El uso de guantes no reemplaza el lavado de manos.
  • El personal debe usar uñas cortas, limpias y no usar uñas  artificiales.
  • El personal no usará anillos ni pulseras durante la atención de pacientes.
  • Las manos agrietadas o con dermatitis favorecen la colonización con flora microbiana transitoria.
  • Elección del jabón o producto para lavado de manos: Existen 3 opciones, Jabón corriente (líquido), Jabón Antiséptico y Alcohol gel. El producto a utilizar depende de la condición clínica o procedimiento.
Indicaciones del lavado de manos:
  • Antes de comenzar las tareas en la unidad o sala.
  • Antes y después de cualquier contacto con los enfermos.
  • Antes y después de realizar procedimientos a los enfermos.
  • Antes de manejar material estéril o limpio.
  • Después de tener contacto con material o equipo potencialmente infectado.
  • Antes y después de cualquier acto personal como comer, beber, estornudar, sonarse o limpiarse la nariz, ir al baño o peinarse.
  • Antes de tocar la comida o medicación.
  • Antes de abandonar el lugar de trabajo.
Procedimiento lavado de manos con jabón corriente líquido:
  1. Subir las mangas hasta el codo.
  2. Mojar las manos con agua corriente.
  3. Jabonar manos y muñecas por 30 segundos.
  4. Friccionar especialmente entre los dedos. Obtener abundante espuma.
  5. Enjuagar pasando el agua desde la punta de los dedos hacia el codo.
  6. Secar las manos y después los antebrazos con toalla desechable.
  7. Cerrar la llave con el codo o con toalla desechable.
Indicaciones de jabón antiséptico:
  • Técnica aséptica.
  • Lavado de manos quirúrgico.
  • Procedimiento invasivos.
  • Atención de pacientes inmunodeprimidos y en unidades críticas.
  • Atención de pacientes con daño en el sistema tegumentario.
  • Cambio de apósitos en herida quirúrgicas que cicatrizan por primera intención.
  • Atención de pacientes en edades extremas de la vida.
Procedimiento de lavado de manos con jabón antiséptico para técnica aséptica o lavado quirúrgico (clorhexidina):
  1. Humedezca las manos y antebrazos.
  2. Aplique 5ml de clorhexidina y lávese durante 3 minutos.
  3. Use escobilla sólo para las uñas.
  4. Enjuáguese bien pasando el agua desde la punta de los dedos hacia el codo dejando las manos en alto.
  5. Séquese las manos y después los antebrazos con compresa estéril.

Nota: Para lavado de manos en pacientes inmunocomprometidos emplear 1,5ml por 30 segundos.

Consideraciones del lavado de manos con alcohol gel:
· Previo a la desinfección de manos y antebrazos realizar un lavado por arrastre con jabón y agua tibia al comienzo de la jornada y cada 4 ó 5 lavados con alcohol gel.
· Las manos y antebrazos deben estar completamente secos antes de aplicar el producto.
· El alcohol gel es inflamable por lo tanto no acercar directamente a las llamas ni usar cerca de fuentes de calor.

Procedimiento de lavado de manos con alcohol gel:
  1. Aplicar solo una dosis de antiséptico (3ml) sobre manos limpias y secas.
  2. Frotar y friccionar sus manos durante 30 segundos.
  3. Después de aplicar antiséptico no enjuague sus manos.
  4. Aplique el alcohol gel antes y después de atender a los pacientes y/o realizar algún procedimiento.

Medidasrecomendadasenpersonasalérgicas:
  • Jabón neutro glicerina.
  • Escobillas sólo para uñas y cutículas.
  • Aplicar alcohol gel posterior al lavado.


USO DE MASCARILLA

Objetivos:
Prevenir la transmisión de microorganismos que se propagan por el aire y cuya puerta
de entrada o salida es la vía aérea
Proteger al personal de salud del contacto con secreciones, fluidos corporales o drogas
oncológicas.
Consideraciones:
· Los microorganismos provienen de la vía aérea de los pacientes y del personal.
· El uso inadecuado de mascarilla aumenta la posibilidad de transmisión de
microorganismos y da falsa seguridad.
· Las mascarillas protegen tanto al paciente como al personal.
· Las mascarillas deben ser de un sólo uso y de material que cumpla con los
requisitos de filtración y permeabilidad suficiente para ser una barrera efectiva.
· Las mascarillas de género son ineficaces ya que se humedecen en pocos minutos
perdiendo la capacidad de filtración. No deben ser usadas.
· La mascarilla no debe tocarse ni colgar del cuello mientras se lleva puesta.
Procedimiento:
1. Colocar la mascarilla cubriendo nariz, boca y vello facial.
2. Amarrarla tomando solamente las tiras.
3. Moldear a la altura de la nariz para que quede cómoda y segura.
4. Para retirar, lavar las manos.
5. Desabrochar las tiras desprendiendo las amarras inferiores y después las superiores
de modo que la mascarilla no contamine la ropa del operador al caer
sobre ella.
6. Eliminar la mascarilla.
7. Lavar las manos después de eliminarla.
Indicaciones de uso:
· Procedimientos invasivos a cavidades estériles (deben usarla el operador y el
ayudante).
· Precaución estándar frente a riesgo de contacto con sangre o fluidos corporales.
· Aislamiento respiratorio o protector.
· Preparación de medicamentos oncológicos.
Indicaciones de uso mascarilla 3M 1860:
Atención de pacientes con tuberculosis pulmonar bacilífera. Puede ser usada por el
mismo personal durante todo el día, sin intercambiarla. Esta mascarilla tiene una
eficiencia de 95% de filtración versus la mascarilla quirúrgica que tiene un 50% para
este bacilo.

USO DE DELANTAL ESTÉRIL

Objetivo:
Disminuir al mínimo la posibilidad de contaminación microbiana durante los procedimientos
invasivos o quirúrgicos realizados a los pacientes.
Consideraciones:
· El delantal debe ser de género o material desechable (papel).
· El delantal debe ser largo y tener mangas largas y puños.
· Debe estar físicamente indemne para que cumpla su función de barrera: (amarras,
costuras y puños en buen estado).
· El delantal debe estar limpio y seco.
· El delantal tiene 2 caras: la interna (revés) considerada contaminada al momento
de estar en contacto con el operador, y la externa que estará en contacto
con el ambiente, considerada estéril.
Indicaciones de uso de delantal estéril:
Realización de procedimientos invasivos y/o quirúrgicos.
Procedimiento: Postura del delantal:
1. Tome el delantal por el cuello.
2. Ábralo sin contaminar.
3. Colóqueselo manipulando sólo la cara interna del mismo.
4. Amarre primero las cintas del cuello y luego las de la cintura.
Retiro del delantal:
1. Desamarre primero las cintas de la cintura y luego las del cuello.
2. Saque la primera manga introduciendo el dedo de la otra mano por debajo del
puño.
3. Saque la segunda manga usando la primera para ayudar a deslizarla.
4. Deseche el delantal.

USO DE GUANTES ESTÉRILES

Objetivos:
Disminuir la transmisión de microorganismos de las manos del personal al paciente
durante los procedimientos.
Mantener técnica estéril.
Consideraciones:
El uso de guantes no reemplaza el lavado de manos.
Los guantes usados se encuentran contaminados por fuera y limpios por dentro.
Indicaciones de uso:
Procedimientos invasivos o quirúrgicos.
Procedimiento: Postura de guantes:
1. Lávese las manos con jabón antiséptico según norma y abra el paquete de
guantes.
2. Tome el primer guante por su cara interna, es decir, la que estará en contacto
directo con su mano.
3. Colóquese el primer guante sin tocar la cara externa.
4. Tome el segundo guante con la mano ya enguantada, cogiéndolo por su cara
externa, es decir, por el pliegue del puño.
5. Acomódese ambos guantes sin tocar la cara que está en contacto con la piel.
Retiro de guantes:
1. Para retirar el primer guante, tome el borde por la cara externa y dé vuelta
completamente el guante.
2. Para retirar el segundo guante, tómelo del puño, dé vuelta completamente el
guante y deseche según norma.
3. Lave y seque sus manos.
2.6. PREPARACIÓN DE LA PIEL PARA PROCEDIMIENTOS INVASIVOS
Dirigida a:
Personal profesional y no profesional del área clínica.
Objetivo:
Disminuir la flora bacteriana transitoria y normal de la piel del paciente.
Consideraciones:
La piel es la barrera protectora más importante y normalmente contiene
microorganismos (flora comensal).
El período de hospitalización prolongado aumenta la colonización de la piel
del paciente.
El uso de antisépticos disminuye la colonización de la piel.
Antes de realizar cualquier procedimiento invasivo que traspase la barrera de
la piel, debe efectuarse aseo prolijo de la zona y después aplicar un antiséptico.
Procedimiento:
1. Lavado de manos del operador. Uso de guantes de procedimiento.
2. Realizar limpieza del área por arrastre con agua y jabón desde el centro hacia
afuera.
3. Enjuagar y aplicar desde el centro hacia afuera un antiséptico con fecha vigente
de tipo yodado (alcohol yodado, povidona yodada al 10%) o alcohol de
70° en personas alérgicas. Esperar el tiempo de acción del antiséptico seleccionado
que es de 2 minutos para povidona yodada y hasta evaporación en
caso de alcohol.
4. Recoger el cabello y protegerlo con gorro en los procedimientos en el cuello y
zonas adyacentes.
5. No rasurar. Si el vello interfiere en el procedimiento, cortarlo con máquina
eléctrica (clipper estéril) previo a la limpieza por arrastre.
6. El operador debe realizar lavado de manos después de sacarse los guantes.

MANEJO DE MATERIAL ESTÉRIL


Objetivo:
Evitar contaminación del material estéril durante los procedimientos que requieren
técnica aséptica.
Condiciones:
· Lavar las manos previo a manipular el material estéril.
· Verificar siempre las fechas de vencimiento, indemnidad del envoltorio y
correcto viraje del control químico externo.
· Abrir el equipo sin contaminar su interior.
· Colocar el equipo en una superficie limpia, seca y segura.
· Ubicar el material estéril a una distancia adecuada que permita su manipulación
sin contaminar.
· Verificar el correcto viraje del control químico interno del material.
· Determinar, dentro del área estéril, un área contaminada para ir dejando el
material usado.

Técnica de desinfección de manos
La duración de todo el procedimineto: 20 a 30 segundos

La Higiene de manos
en pacientes hospitalizados para prevenir infecciones
y la multiresistencia a los antibioticos

ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DEL CONTACTO CON EL ENTORNO
DEL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar cualquier objeto o mueble del entorno del paciente, cuando un área sea temporal y exclusivamente dedicada al paciente (incluso aunque no haya tocado al paciente).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

La Higiene de manos
en residencias de la terera edad



























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
La Higiene de manos
en campañas de vacunación


























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

La Higiene de manos
en atención pediatrica



























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

La Higiene de manos
en Consulta ambulatoria


























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente y la zona que lo rodea, cuando se aleje del costado del paciente.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DEL CONTACTO CON EL ENTORNO
DEL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar cualquier objeto o mueble del entorno inmediato del paciente, cuando lo deje (o incluso aunque no haya tocado al paciente). 
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

La Higiene de manos
en Consulta odontologica


























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DEL CONTACTO CON EL ENTORNO
DEL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar cualquier objeto o mueble del entorno del paciente, cuando un área sea temporal y exclusivamente dedicada al paciente (incluso aunque no haya tocado al paciente).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

La Higiene de manos
en Consulta de Hemodialisis


























ANTES DE TOCAR AL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos antes de tocar al paciente cuando se acerque a él.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que tiene usted en las manos.
ANTES DEREALIZAR UNA TAREA LIMPIA/ASÉPTICA
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente antes de realizar una tarea limpia/aséptica.
¿POR QUÉ?
Para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los gérmenes del propio paciente.
DESPUÉS DEL RIESGO DE EXPOSICIÓN A LIQUIDOS CORPORALES
¿CUÁNDO?
Lávese las manos inmediatamente después de un riesgo de exposición a líquidos corporales (y tras quitarse los guantes).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DE TOCAR LA PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar al paciente, al final de la consulta o cuando ésta sea interrumpida.
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.
DESPUÉS DEL CONTACTO CON EL ENTORNO
DEL PACIENTE
¿CUÁNDO?
Lávese las manos después de tocar cualquier objeto o mueble del entorno del paciente, cuando un área sea temporal y exclusivamente dedicada al paciente (incluso aunque no haya tocado al paciente).
¿POR QUÉ?
Para protegerse y proteger el entorno de atención de salud de los gérmenes dañinos del paciente.

http://vagabundia.blogspot.com/2011/04/navegando-entradas-de-una-etiqueta.html

Entradas populares

Etiquetas

Archivo del blog