jueves, 18 de julio de 2024

Cuidados de Traqueóstomia y cambio de cánula



Definicición:

Las traqueotomías se realizan por diversas razones médicas, incluidas las situaciones en las que un paciente requiere asistencia a largo plazo o de emergencia para respirar, controlar las vías respiratorias o eliminar las secreciones de las vías respiratorias.

Una traqueostomía ofrece una vía aérea estable y duradera a los pacientes que necesitan ventilación artificial durante un periodo prolongado. También puede servir de aseo pulmonar para las personas que no pueden evacuar secreciones. Dependiendo de la razón de su uso, una traqueotomía puede ser temporal o permanente. En general, un cirujano no realizará una traqueotomía a menos que no existan otras opciones.


Es posible que necesite una traqueotomía si:
  • Hay una obstrucción en las vías respiratorias (por ejemplo, un tumor o una infección)
  • Le han realizado una cirugía en el área de la cabeza y el cuello que puede causar hinchazón y bloqueo de las vías respiratorias después de la cirugía.
  • Tiene dificultad para respirar debido a afecciones neuromusculares o respiratorias (pulmonares), y necesita limpieza frecuente de las secreciones de las vías respiratorias (como saliva o flema) o ayuda para respirar.

Materiales y Equipos:

  • Campo estéril: gasas, guantes estériles.
  • Aspirador y sondas de aspiración de diferentes tamaño.
  • Cánulas de diferentes tamaños (el mismo número a cambiar y números inferiores).
  • Cinta de fijación.
  • Jeringas y manómetro de presión del globo de la cánula.
  • Suero fisiológico y antiséptico.
  • Lubricante hidrosoluble.
  • Sistema de monitorización.
  • Material de intubación de urgencia.
  • Almohadilla.
  • Babero o apósito especial.

Partes de un tubo traqueostomia:

Cánula externa:

La cánula exterior encaja en la tráquea y la mantiene abierta.

Balon o manguito inflable:

Algunas traqueotomías pueden tener un manguito. El manguito es necesario si necesita ayuda con
  • Respiración a través de un ventilador mecánico/CPAP/BiPAP
  • Evitar en la medida de lo posible que la saliva entre en los pulmones.
Puede saber cuándo un manguito está inflado por el globo externo inflado. NO infle demasiado el globo, ya que puede causar lesiones por presión en las vías respiratorias. El equipo médico le recomendará la presión y el volumen adecuados que debe inflar.


Cánula interna:

La cánula interna se acopla a la cánula externa. Debe retirarse y limpiarse periódicamente. La limpieza de la cánula interna mantiene las vías respiratorias libres de mucosidad.
Hay dos tipos de cánulas internas:
  • La cánula interna blanca no fenestrada se utiliza para succionar (si está indicado); 
  • La cánula interna fenestrada de color rojo y verde tiene orificios en el medio para permitir el flujo de aire desde los pulmones hasta la laringe (caja de la voz). Esto puede ayudarle a hablar y tragar mejor.
El color de las cánulas internas depende de la marca de la traqueotomía. 

Obturador:

El obturador se utiliza únicamente cuando se cambia todo el tubo de traqueotomía. Actúa como guía cuando se introduce la cánula externa en la tráquea.
NO lo deje puesto, ya que obstruirá el flujo de aire. Este dispositivo debe utilizarse únicamente con la orientación de profesionales médicos en casos en los que el tubo de traqueotomía se haya desprendido y sea necesario volver a insertarlo.

Tapón:

La espita es una tapa que se utiliza para cubrir la traqueotomía cuando el equipo médico se prepara para retirarle la traqueotomía. 
Utilice este producto únicamente bajo supervisión médica. No lo deseche.
Si tiene dificultad para respirar con la tapa puesta, quítesela inmediatamente.


Brida de cuello:

La brida del cuello es una bisagra de plástico plana unida a la cánula exterior. Tiene orificios en ambos lados para asegurar las ataduras de la cánula traqueal. Estas evitan que el tubo se caiga.

Técnicas y procedimientos:

  1. En la traqueotomía temporal, no cambiar la cánula en al menos los primeros 7 días.
  2. En las traqueostomias permanentes, puede cambiarse a las 48 horas si precisa.
  3. Cambiar la cánula interna las veces que se considere necesario para mantenerla permeable.
  4. El balón endotraqueal (neumotaponamiento) debe permanecer inflado, al menos, durante las primeras 24 horas postquirúrgicas, siempre que exista riesgo de aspiración y mientras el paciente esté sometido a ventilación mecánica; después de este tiempo desinflar el balón, si la situación del paciente lo permite.
  5. Mientras el balón esté inflado, se debe revisar su correcta presión, al menos una vez por turno, para evitar lesionar la tráquea. La presión máxima recomendada es de 20-25 mmHG. Presionar el balón piloto con los dedos no es medida suficiente para comprobar la presión del globo.
  6. Al iniciar la alimentación oral, comprobar que el balón endotraqueal está correctamente hinchado (entre 20-25 mmHG). Permanecer junto al paciente durante las primeras tomas, asesorándole sobre la técnica de ingesta y vigilando signos de aspiración. Con posterioridad, si no tiene problemas de deglución, puede alimentarse manteniendo el balón endotraqueal desinflado.
  7. Comprobar por turno que el paciente tiene una cánula completa de repuesto disponible en la habitación.
  8. Asegurar el correcto funcionamiento y disponibilidad del equipo de aspiración.
  9. En estomas cicatrizados, se deben cambiar las cánulas por otras sometidas a limpieza y posterior desinfección de alto nivel.
  10. Mantener la permeabilidad de la cánula, con cambio de la cánula interna (macho), aspiración de secreciones y nebulizadores de solución salina. No se recomienda la instilación de solución fisiológica para movilizar secreciones antes de aspirar, de forma rutinaria .
  11. Proporcionar humidificación adecuada para mantener la vía aérea hidratada.
  12. Mantener el estoma limpio y seco .
  13. No cortar gasas de hilo en el cuidado del estoma, para evitar que los hilos puedan ser aspirados .
  14. Elevar la cabecera de la cama 30º-40º, si no existe contraindicación.
  15. Animar al paciente a que respire profundamente y tosa regularmente.
  16. Realizar la higiene bucal cada 8 horas y siempre que sea necesario.
  17. Mantener el timbre junto a la cama del paciente.
  18. Procurar una comunicación eficaz.
  19. Extremar la higiene y el cuidado del aspecto físico del paciente.
  20. Si el paciente puede iniciar la fonación, es preciso que el balón endotraqueal esté desinflado y obturada la salida de la cánula (no se recomienda realizarlo con un dedo).
  21. Si la alimentación es enteral, utilizar sondas del diámetro más pequeño posible para disminuir el riesgo de fístula traqueo-esofágica.
  22. Evaluar diariamente que el paciente esté adecuadamente hidratado.
  23. Verificar la posición de la cánula de traqueostomía y que las cintas no estén demasiado ajustadas permitiendo introducir un dedo entre el cuello del paciente y la sujeción de la cánula.
  24. Realizar los demás cuidados postoperatorios habituales.

Cambio de cánula:

  1. Preparación del paciente:
  2. Informar al paciente de la técnica a realizar.
  3. Mantener ayunas desde 2 horas antes del cambio.
  4. Administrar sedación o analgesia por prescripción facultativa si precisa.
  5. Colocar al paciente con la cabeza centrada y una ligera hiperextensión del cuello.
  6. Lavado de manos quirúrgico, puesto que vamos a realizar un procedimiento invasivo
  7. Es importante la rapidez de la técnica por la facilidad del cierre del estoma.
  8. Se trata de una técnica estéril.
  9. Preparar y comprobar el material en caso de una intubación de emergencia.
  10. Seleccionar y preparar el material necesario para el cambio observando el diámetro del estoma.
  11. Tener preparado el sistema de aspiración.
  12. Comprobar el balón de la nueva cánula.
  13. Administraremos oxígeno al 100% durante 2-3 minutos.
  14. Limpiaremos con suero fisiológico o clorhexidina 2% alrededor del estoma.
  15. Desconectaremos la cánula en caso de que este conectada a alguna fuente de oxígeno.
  16. Si el tipo de cánula es de 2 piezas se procederá: Si su cánula tiene 2 partes (macho y hembra), se debe de cambiar la cánula interna (o macho) al menos una vez al día. Para extraerla, rote la cánula y extráigala con cuidado.
    • Para extraerla retire las cintas de sujeción y desinflaremos el balón de la cánula que vamos a extraer (informe al paciente, consciente, que puede originarle tos) y retírela hacia delante. Una vez curado el estoma, lubrique la nueva cánula e insértela de lado haciendo una pequeña rotación a medida que la introduce. Infle el balón en caso de que lo tuviera.
    1. Si el tipo de cánula es de 1 sola pieza: debe cambiar la cánula entera a diario. 
    • Para extraerla retire las cintas de sujeción y retírela hacia delante. 
    • Una vez curado el estoma, lubrique la nueva cánula evitando obstruir la luz de la cánula e insértela de lado haciendo una pequeña rotación o ángulo a medida que la introduce..
    • En algunos casos se podrá usar una guía para retirar e introducir la nueva cánula.
    1. Una vez comprobado que la cánula está en la luz de la tráquea, inflaremos el balón.
    2. Sujetaremos correctamente la cánula, puesto que uno de los riesgos son las desplazamientos de la cánula.
    3. Colocar una gasa bajo la cánula de traqueostomía para proteger la piel y un babero.
    4. Volveremos a colocar al paciente en una situación cómoda

    Limpieza de dispositivos:

    1. Lávese las manos.
    2. Coloque la cánula y el obturador en una mezcla de 1/2 de peróxido y 1/2 de agua.
    3. Ejemplo: para hacer una taza de esta mezcla, use ½ taza de peróxido y ½ taza de agua.
    4. Deje que la sonda de traqueostomía se empape en esta solución durante 30 minutos como máximo. (Dejarla más de 30 minutos dañará la sonda).
      Nota: las sondas de metal no deben dejarse en remojo durante largos periodos.
    5. Limpie el interior de la sonda de traqueostomía con un cepillo especial o con un limpiador de sondas.
    6. Enjuague la cánula interna con agua hervida fría o solución salina. Se pueden utilizar cepillos suaves para eliminar las secreciones. Remojar con bicarbonato de sodio puede ayudar a eliminar la flema persistente. 
    7. Deje secar al aire en una superficie limpia.
    8. Luego de que la sonda de traqueostomía y el obturador estén completamente secos, guárdelos en una bolsa de cierre con cremallera. Utilice una bolsa de plástico nueva y
    9. resellable. Esto mantiene todo limpio y libre de gérmenes.
    10. Después de cada limpieza, inspeccione la sonda en busca de grietas, roturas o demasiada rigidez. Infle el manguito (en caso de estar presente) para revisar que no haya pérdidas.
    11. Si la sonda (o manguito) está dañada, no la reutilice.

    Actitud y tratamiento de las complicaciones:

    las complicaciones aparecen con más frecuencia en el postoperatorio inmediato
    • Sangrado postoperatorio precoz; Generalmente puede controlarse con presión con “Surgi-cell” alrededor del estoma.
    • Si no es efectivo y el paciente no tiene una coagulopatía, se debe explorar la herida y ligar los vasos sangrantes. La sangre fluye hacia los pulmones y esto puede provocar neumonía
    • Sangrado tardío: Frecuentemente se produce por erosión traumática tras la aspiración o por la presencia de granulomas en la zona del estoma o intratraqueales que sangran con facilidad. Estas hemorragias son autolimitadas.
    • Erosión de arteria innominada: Puede provocar un sangrado muy importante. Requiere una cirugía de urgencia para el control del mismo.
    • Traqueitis y/o infección de la herida quirúrgica: Aumentar la frecuencia del cambio de cánulas y usar tratamiento de antibiótico
    • Enfisema subcutáneo y dificultad respiratoria: Realizar RX para descartar la presencia de neumotórax. Si el enfisema se desarrolla al retirar la traqueotomía, comprimir con gasas para evitar que el aire siga disecando los tejidos blandos del cuello y tórax, produciendo un neumotórax. Estas
    • El paciente habla: Con una cánula de traqueotomía con manguito no se puede hablar porque el aire que se respira no pasa por la laringe. Tampoco es posible carraspear ni toser porque el aire sale sin que se genere presión. El olfato también se ve muy afectado porque la persona ya no puede respirar por la nariz.. Si el paciente bruscamente habla a pesar de tener la traqueotomía hay que descartar que la cánula no haya pasado a una falsa vía o tenga un tapón de moco. 
    • Decanulación: Volver a colocar la cánula del paciente o si no se puede una más pequeña. Si no, se puede intentar pasar un tubo endotraqueal por la traqueotomía o realizar intubación oral.
    • El paciente no ventila adecuadamente:
      1. Auscultar ambos pulmones
      2. Comprobar que no hay aire subcutáneo
      3. Mirar la saturación de oxígeno y administrar oxígeno si lo precisa.
      4. Colocar la mano sobre el orificio traqueal y comprobar si sale aire (Sale aire: Lavado con suero salino y colocar una nueva cánula interna, No sale aire : Aspirar y preparar un nuevo tubo traqueal para cambiarlo)
    • La sonda de aspiración no pasa o hay sospecha de una falsa vía:
      1. Retirar la cánula interna y reintentar la aspiración.
      2. Si sigue sin pasar la sonda cambiar la cánula
      3. Recordar que puede precisarse la intubación oral y también se puede introducir un tubo endotraqueal por la el orificio de traqueostomía hasta que el paciente se estabilice.
      4. No intentar ventilar con bolsa si la cánula ha pasado por una falsa vía. No ventilar con bolsa para movilizar un tapón mucoso, porque este puede desplazarse a las vías aéreas bajas.
      5. Cuando se consiga restablecer la vía aérea hacer una Rx de tórax para comprobar la localización de la cánula y descartar neumotórax.
    Hablar solo es posible con un tubo de traqueotomía desbloqueado (sin manguito). Si el tubo de traqueotomía está bloqueado, el flujo de aire ya no puede escapar por las vías respiratorias superiores.

    Recomendaciones al paciente portador de traqueostomía:

    Someterse a un procedimiento de traqueotomía implicará ciertos cambios en el estilo de vida para garantizar el cuidado adecuado del tubo de traqueotomía y adaptarse a la nueva forma de respirar. Estos cambios son esenciales para prevenir complicaciones y mantener una función respiratoria óptima. A continuación, se indican algunos cambios comunes en el estilo de vida que las personas pueden necesitar realizar después de un procedimiento de traqueotomía:
    • Autocuidado e independencia: aprenda a cuidar el tubo de traqueotomía  incluida la limpieza, la succión y el mantenimiento de la higiene alrededor del sitio del estoma. de forma independiente, tanto como sea posible, para promover la autosuficiencia.
      1. Debe curarse el estoma y cambiarse la cánula al menos una vez al día.
      2. Se aconseja la ducha y no el baño, para evitar que entre agua a través de la cánula. Puede lavarse la cabeza con cuidado.
      3. Aféitese a diario, mejor con maquinilla eléctrica.
      4. Realice su higiene bucal habitual aunque la ingesta sea por la PEG
      5. Comprenda los signos de infección y controle el sitio del estoma para detectar enrojecimiento, hinchazón, secreción u olores inusuales.
    • Respiración y ventilación: Adáptese a respirar a través del tubo de traqueotomía. Al principio, la respiración puede resultar diferente, pero muchos pacientes se adaptan con el tiempo.
      1. Siga la configuración del ventilador y las recomendaciones de los profesionales de la salud si se requiere ventilación mecánica.
      2. Utilice un pañuelo protector del estoma, para que actúe como filtro e impida respirar aire frío. En ambientes secos humidifíquelo para evitar que se resequen las secreciones.
      3. Al estornudar o toser póngase la mano delante del estoma, no delante de la boca.
      4. No emplee pañuelos de papel porque pueden desmenuzarse e introducirse en el estoma.
    • Movilidad y Actividades: Continúe moviéndose y realizando actividades según lo permita el equipo de atención médica. Estar activo puede ayudar a mantener la salud general y la función pulmonar.
      1. No debe estar en ambientes que puedan provocarle daños: ambiente con mucho humo, ambiente muy frío
      2. Tendrá que adecuar su vivienda a las necesidades actuales. ha de tener humidificadores en las habitaciones de la casa que frecuente (salón, dormitorio…)
      3. Depende del tipo de trabajo que usted tenga, podrá reincorporarse. Pregunte a su médico.
      4. Duerma con el cabecero elevado
      5. No duerma boca abajo, existe riesgo de asfixia.
      6. Tenga cuidado con las actividades físicas que puedan alterar el tubo de traqueotomía o causar lesiones.
    • Comunicación: Adaptarse a nuevos métodos de comunicación, como el uso de gestos, la escritura o dispositivos de comunicación.
      Considere utilizar válvulas o dispositivos que permitan que el aire pase por las cuerdas vocales para mejorar el habla.
    • Autocuidados en alimentación e hidratación: Modificar la dieta si es necesario, para prevenir riesgos de aspiración y asfixia.
      1. Mastique bastante los alimentos
      2. Debe tomar una dieta blanda de fácil masticación, rica en fibra y de fácil deglución.
      3. Tendrá más aerofagias.
      4. Beba abundantes líquidos y si se atraganta, use gelificadores o espesantes.
      5. Tenga en cuenta que el olfato y el gusto se habrán visto disminuídos, a veces anulados, tras la cirugía.
      6. Asegúrese de tener una hidratación y nutrición adecuadas para favorecer la curación y el bienestar general.
    • Bienestar social y emocional: Aborde cualquier ajuste emocional o psicológico relacionado con la traqueotomía con el apoyo de familiares, amigos y profesionales de la salud mental.
      1. Su vida social no debe cambiar, manteniendo las normales medidas de higiene.
      2. Evite deportes de esfuerzo y acuáticos
      3. Según la intervención, para favorecer la comunicación oral, se deberá tapar el estoma para hablar o acudir a un especialista que le ayude. Pregunte su médico su caso concreto
      4. No existe ningún problema para mantener relaciones sexuales (tenga en cuenta que pueden aumentar las secreciones durante las mismas).
      5. No fume ni beba alcohol.
      6. Participe en actividades que le aporten alegría y mantengan las conexiones sociales.
    • Preparación para emergencias: Aprenda a manejar situaciones de emergencia que involucren el tubo de traqueotomía, como desprendimiento u obstrucción, y tenga un plan establecido.
      Asegúrese de que los cuidadores, familiares o contactos cercanos también estén informados sobre los procedimientos de emergencia.
    • Seguimiento y control: asista a todas las citas de seguimiento programadas con el equipo de atención médica para monitorear el progreso, realizar los ajustes necesarios y abordar inquietudes.
    • Desplazamientos y Accesibilidad: Planifique con anticipación el viaje, asegurándose de que los suministros, equipos e información médica necesarios estén disponibles.
      Comunicarse con las aerolíneas, hoteles y otros alojamientos sobre cualquier necesidad especial relacionada con la traqueotomía.














+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Actualización por E-mail
Recibe información de www.atensalud