sábado, 28 de octubre de 2017

Análisis de Citología vaginal

La prueba consiste en la obtención de una pequeña muestra de células del cérvix (endocérvix y exocérvix). Su objetivo principal es el diagnostico, se pretende detectar anomalías morfológicas de dichas células. Además permite detectar la presencia de infección o inflamación. La citología vaginal se usa como screening del cáncer de cérvix.

El personal de enfermería debe ser capaz de diferenciar flujos vaginales fisiológicos e infecciosos y definir junto al equipo medico intervenciones farmacológicas beneficios y riesgos. por ello es importante reconocer conceptos básicos: No todos los flujos vaginales requieren tratamiento, El tratamiento innecesario con antibióticos destruye la flora vaginal normal, predisponiendo a infecciones vaginales y urinarias en la mujer embarazada, en cada contacto con la paciente se debe interrogar sintomatología vagino-perineal y confirmar con examen clínico y especuloscopia.




Preparación del paciente:
  1. No estar menstruando; dejar pasar por lo menos 5 días desde el último día de la menstruación.
  2. Es necesario evitar la presencia de cualquier tipo de fluido antes de someterse a esta prueba, especialmente el sangrado menstrual, pues la sangre puede cubrir las células, lo que impide una adecuada visualización a través del microscopio.
  3. No haber tenido relaciones sexuales 2 días antes de la prueba. La presencia de fluidos sexuales, tanto de la persona como de su pareja en el cérvix puede modificar la apariencia y consistencia de la muestra de células, lo que puede dificultar su análisis, visualización y, en consecuencia, los resultados.
  4. No hacerse lavado o ducha vaginal antes de la prueba. Así como se debe evitar la presencia algunos fluidos durante la prueba, también es necesario que la vagina y el cérvix se encuentren en un estado natural, lo que incluye la presencia de mucosidad y partículas que suelen estar presentes en su interior, pues el objetivo de la prueba del papanicolau es detectar la presencia de anomalías como bacterias o células de respuesta inflamatoria, las cuales podrían eliminarse con la ducha vaginal, lo cual alteraría el resultado de la prueba.
  5. Durante las 72 horas previas a la recolección: no ingerir antibióticos, ni colocarse ningún tipo de cremas, pomadas, desodorantes u óvulos vaginales. La mujeres en riesgo cuyas madres hayan recibido algunos medicamentos como el dietiletilbestrol considerado como factores cancerígenos.
  6. La prueba se debe realizar a la mitad del ciclo menstrual. Aunque ciertamente la citología cervical se puede realizar cualquier día, es recomendable que la toma de la muestra de células se realice justo a la mitad del ciclo menstrual, ya que durante estos días las células se encuentran completamente extendidas, sin pliegues ni doblamientos, lo que propicia una visualización prácticamente perfecta y, en consecuencia, es mucho más sencillo su análisis y el nivel de precisión de los resultado es mayor. Por supuesto, esta recomendación únicamente es aplicable para mujeres cuyo ciclo es regular. En el caso de mujeres con ciclo menstrual irregular, únicamente se requiere que la prueba se realice cuando no se está menstruando.
  7. Ser mayor de 40 años. Nuevamente, éste no es un requisito obligatorio, pues cualquier mujer que haya tenido relaciones sexuales antes de los 40 años debe someterse a esta prueba, pero a partir de esta edad el riesgo de padecer diferentes condiciones incrementa, por lo que es recomendable realizarse una citología cervical, incluso si la persona nunca ha tenido relaciones sexuales.
  8. Notificar al medico si ha sido sometida a exploración bi-manual, o manipulaciones sobre el cuello (legrados, colocación o retirada de DIU) dentro de las últimas 48 horas. 
  9. La periodicidad para realizarse la prueba es cada 3 años, en aquellas mujeres que tengan dos citologías previas anuales con resultado negativo. La edad recomendada para realizarse la prueba inicialmente es a partir de los 18 años y tras los 65-70 años, si las tres últimas citologías fueron negativas, podrían dejar de realizársela.
Material y Equipos: 
  • Espátula de Ayre
  • Citobrush
  • Porta objetos con borde esmerilado
  • Fijador citocelular
  • Espéculo
  • Camilla ginecológica
Técnica y procedimientos:

Informamos a la paciente sobre lo que se va a realizar y el por qué se va a llevar a cabo, solicitamos su consentimiento. El procedimiento para lo toma consta de los siguientes pasos:
  • Visualizar el cérvix
  • Toma de muestra del exocérvix
  • Toma de muestra del endocérvix
  • Extendido de la muestra sobre la laminilla
  • Fijación de la muestra 
Rotulado de la lámina:
  1. Rotular antes de tomar la muestra, apoyándose en una superficie plana y fija, tomar el lápiz GRAFITO con fuerza y deslizarlo para marcar firme y claramente en el tercio superior (esmerilado) las iniciales de APELLIDO PATERNO; APELLIDO MATERNO; NOMBRE. 
  2. Antes de extender la muestra, verificar que la lámina esté libre de polvo, grasa u otros materiales contaminantes.
Técnica para la obtención de muestra:
  1. Paciente en posición ginecológica, contar con una adecuada fuente lumínica que permita visualizar adecuadamente el conducto vaginal y el cuello.
  2. Utilización de guantes en ambas manos (eliminando el exceso de talco) y pechera plástica.
  3. Colocación del espéculo vaginal “sin LUBRICANTE”, si es necesario lubricar se puede utilizar agua destilada o solución salina.
  4. El paso más importante para un buen examen es “visualizar” el cuello y el orificio exocervical.
  5. Una vez visualizado se puede eliminar el exceso de moco, exudados purulentos o sangre de la superficie del cuello “sin raspar”, mediante toques aplicados con una tórula de algodón humedecida en agua destilada o solución salina antes de tomar la muestra.
Toma con la “Espátula de Ayre”
  1. La muestra del cuello uterino con la espátula de Ayre modificada, se realiza en dos partes:
a) Muestra Exocervical: con el extremo ondeado de la espátula apoyado sobre el orificio externo, girando en 360º con presión ligera sobre el cuello.

b) Muestra Endocervical: Puede ser obtenida con el “citobrush” o el extremo en punta de la espátula de Ayre.
- El “citobrush” se introduce lentamente por el orificio cervical hasta alcanzar con suavidad la mayor profundidad posible, luego se hace girar dentro del canal endocervical 90º una vez (no es necesario
girar en 360º).
- La espátula de Ayre se introduce de igual manera (con el extremo en punta) luego se hace girar en 360º (se recomienda girar solo una vez, de izquierda a derecha). Girar demasiadas veces podría provocar sangrado y contaminar la muestra.
Extendido de la muestra:
  1. La muestra obtenida debe ser transferida de forma INMEDIATA al portaobjetos (lámina de vidrio).
  2. El extendido debe hacerse en forma UNIFORME Y DELGADO evitando la superposición celular, con el fin de obtener una película delgada, que permita una fijación adecuada. El paso de la espátula de Ayre sobre la lámina debe hacerse UNA SOLA VEZ en forma continua.
  3. La lámina puede dividirse en forma teórica de la siguiente forma:
a. La más pequeña, corresponde a la zona esmerilada (para la rotulación).
b. La segunda o central es utilizada para el extendido de la muestra EXOCERVICAL.
c. La tercera (opuesto al esmeril), para el extendido ENDOCERVICAL.

Técnica de Fijación de la muestra citológica:
  1. La fijación es un proceso indispensable para obtener una muestra de buena calidad, es utilizado para preservar las células.
  2. La desecación de las muestras ocurre a los pocos segundos de tomada la muestra, por eso es imprescindible fijar de forma inmediata después de hacer los extendidos.
  3. Lo más común es la fijación con fijador citológico en aerosol, para este caso se debe colocar la lámina de muestra a una distancia de 30 cm del instrumento de fijación con la intención de crear una película protectora de las células, homogénea y delgada (el fijador debe ser removido químicamente en el laboratorio de patología para el posterior estudio).
  4. NO utilizar laca de pelo (no es fijador citológico).
  5. Evite el contacto entre varias láminas fijadas por riesgo de adherencia y transferencia de material de estudio.
  6. Las láminas fijadas NO requieren condiciones especiales de conservación (solo protección de polvo, humedad y físico).
Exploración bi-manual

Obtención de la Muestra


Citología                                         Biopsia



Causas frecuentes que impiden la toma de una muestra adecuada:
  1. Escasa colaboración de la paciente.
  2. No identificar el cuello uterino con claridad.
  3. Que la muestra no se tome de la zona de transformación.
  4. Que el material no sea transferido adecuadamente a la laminilla.
  5. Que no exista suficiente desprendimiento de células epiteliales al tomar la muestra o que se ejerza demasiada presión que destruya el material celular.
  6. Que el frotis quede grueso.
  7. Que la muestra se deje secar antes de fijar.
  8. Uso excesivo de fijador.
  9. Presencia de abundante material mucoide, purulento o hemorrágico.
Registro del procedimiento:
Sistema de registra que quedara en custodia durante los proximos 3 años :
La ficha técnica debe contener los siguientes items:
  • Nombre y apellidos.
  • RUT.
  • Fecha de obtención.
  • Responsable de Toma de Muestra.
  • Descripcion del cervix.
  • Responsable de traslado.
  • Responsable de Recepción en A. Patológica.
  • Rechazo

+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Get Email Updates
Subscribe to Get Latest Updates Free