viernes, 18 de octubre de 2019

Flujo Vaginal

En general, el flujo vaginal es normal, entre 1 y 4 ml en un periodo de 24 horas, pero cuando cambia de color (claro, turbio, blanco, amarillo o verde), olor (normal, inodoro o maloliente), consistencia (espeso, pastoso o ligero) y aumenta o disminuye en cantidad puede ser inicio de un problema.
En la imagen ese "flujo" es el moco cervical, así se ve en mujeres que usan anticonceptivos hormonales, lo que hace es ponerlo espeso para que NO pasen los espermatozoides.

Caracteristicas:

De forma ocasional, todas las mujeres manchan su ropa interior con distintos tonos de blanco y eso se debe al flujo vaginal no es algo desagradable. Es absolutamente normal y natural como si fuera la saliva de tu boca, siempre que tu flujo sea:

  • Inodoro o con un olor ligeramente salado; no está acompañado de picor o ardor.
  • El flujo es casi ausente inmediatamente después de la menstruación (los «días secos»).
  • Cuando se acerca la ovulación, aumenta la cantidad de flujo y el moco cervical se hace elástico y transparente, como la clara de huevo.
  • Antes de la menstruación, disminuye de nuevo la cantidad de flujo.
  • Si tu flujo no sufre cambio alguno a lo largo de tu ciclo menstrual, es posible que tengas un desequilibrio hormonal.
  • Una cantidad abundante de flujo vaginal durante varias semanas seguidas es uno de los indicadores de un nivel alto de estrógenos.
  • Una cantidad extremadamente baja de flujo vaginal puede indicar un nivel bajo de estrógenos.
  • En general, el flujo más acuoso es blanco o transparente. Cuando se seca, el líquido se evapora y deja un sólido blanquecino o amarillento que puede tener una costra.

Composición del flujo vaginal:

Todas las membranas mucosas necesitan hidratación. La buena salud vaginal se mantiene gracias a la ayuda de una capa viscosa de flujo que se compone de:

Secreciones (moco) generadas por el cuello uterino, las glándulas de Bartolini y el endometrio; un líquido que atraviesa las paredes de los vasos sanguíneos que llevan sangre a los órganos del sistema reproductivo; secreciones producidas por las glándulas sebáceas y sudoríparas del vestíbulo vulvar; células muertas del epitelio vaginal y el cuello uterino; un gran número de bacterias que colonizan la vagina, como las beneficiosas, que impiden que las bacterias patógenas se multipliquen y así se mantiene un pH ácido.
En resumen, el flujo vaginal está compuesto de agua, moco (que también es un líquido acuoso) y células que normalmente están presentes en tu cuerpo.

El Flujo vaginal y el sexo:

La función principal del flujo vaginal es mantener la salud de la membrana mucosa que recubre la vagina. Como cualquier mucosa, debe haber una hidratación continua para garantizar comodidad y protección.

A lo largo del ciclo menstrual, la cantidad de moco cervical puede variar, pero incluso en sus picos (durante la ovulación), es insuficiente para tener relaciones sexuales cómodamente.

El flujo vaginal habitual es parte de la lubricación natural, pero hay otros procesos que tienen lugar para una mayor hidratación.

La zona vaginal se llena de una gran cantidad de sangre y los vasos sanguíneos se expanden, lo que permite el paso de fluido transudado a través de sus paredes.

Durante la excitación sexual, las glándulas de Bartolini (ubicadas en el vestíbulo vulvar) y las glándulas de Skene (ubicadas detrás de la uretra) también producen moco.

La lubricación vaginal es necesaria para facilitar la penetración y reducir la fricción y la irritación durante las relaciones sexuales.

Su cantidad es distinta para cada mujer y puede variar según la etapa vital o las fases del ciclo menstrual.

Indicativo de enfermedad el flujo vaginal:

+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Actualización por E-mail
Recibe información de www.atensalud