jueves, 27 de abril de 2017

Técnicas de Vendaje

Definición:
Procedimiento o técnica consistente en envolver mediante vendas, gasas, lienzos o materiales similaresun miembro o región del cuerpo cubriendo lesiones cutáneas e inmovilizando lesiones osteoarticulares con el objetivo de aliviar el dolor y proporcionar el reposo necesario para favorecer la cicatrización de los tejidos.

Principios generales para la aplicación de la venda:
  • La parte que se va a vendar debe colocarse en una posición cómoda.
  • Elegir un tipo seguro y sencillo de vendaje (el que más convenga al caso, a las circunstancias y a la región a vendar).
  • El operador, salvo en muy pocas excepciones, se colocará frente a la región del cuerpo que se va a vendar.
  • El cabo inicial debe fijarse con unas vueltas (dos o tres) circulares, con lo que se dará comienzo al vendaje.
  • La dirección seguida por la venda debe ser siempre de izquierda a derecha, salvo contraindicaciones.
  • El vendaje debe iniciarse en la parte distal de los miembros para dirigirse a la porción proximal.
  • Las vueltas y entrecruzamientos de la venda deben quedar perfectamente adaptados a la forma de la región.
  • Revise los dedos de manos o pies cada 10 min. para ver si cambian de color (pálidos o azulados), temperatura (fríos), o si el paciente tiene hormigueo o pérdida de la sensibilidad.
  • Pregunte al paciente, si el vendaje no lo comprime mucho.
  • Es conveniente cubrir las eminencias óseas con algodón, antes de aplicar el vendaje.

Indicaciones de los vendajes:
  • Fijar apósitos y medicamentos tópicos.
  • Limitar el movimiento de la parte afectada, minimizando el dolor.
  • Fijar férulas, impidiendo que se desplacen.
  • Ejercer presión o comprimir adecuadamente una zona corporal para controlar la inflamación y el edema.
  • Facilitar sostén a alguna parte del cuerpo.
  • Fijar en su sitio los aparatos de tracción.
  • Favorecer el retorno venoso.
  • Moldear zonas del cuerpo (muñones de amputación).
  • Para efectuar tracciones continuas en ciertos tipos de fracturas
  • Proteger la piel como prevención de lesiones.
  • Aislar heridas.
  • Contener una hemorragia.
Complicaciones de los vendajes

  • Síndrome de compresión: Causado por una presión excesiva del vendaje, aparecen síntomas como dedos cianóticos y fríos, sensación de adormecimiento del miembro(parestesia), alteración de la sensibilidad, Edema de ventana, palidez, Aparición de líquido de drenaje, alor anormal.
  • Escara por decúbito: Se produce en vendajes rígidos, en férulas que tienen un almohadillado insuficiente.
  • Maceramiento cutáneo: Se produce por el rozamiento del vendaje con lesiones húmedas o zonas que no se han secado correctamente.
  • Alineamiento erróneo: Ocurre por una mala colocación de la extremidad a la que se le aplica el vendaje, produce molestias, dolor por tensión muscular.
  • Rigidez articular
  • Fracaso del vendaje
Contraindicaciones de los vendajes:
Absolutas
  • Como tratamiento definitivo de una lesión sin diagnosticar.
  • Fracturas, esguinces grado III o roturas cápsuloligamentosas completas y roturas músculo-tendinosas completas como tratamiento definitivo de la lesión.
  • Reumatismo agudo en fase inflamatoria.
Relativas
  • Insuficiencia venosa periférica o trastornos de la circulación importantes (la técnica de elección es la elástica).
  • Alergia a los componentes del vendaje.
  • Heridas complicadas de la zona a vendar.
  • Quemaduras importantes del segmento a vendar.
Tipos de vendas:
  1. Venda de gasa orillada: Es un tipo de venda de algodón, porosa y que se suele utilizar para la realización de vendajes contentivos.
  2. Venda algodonada: Venda de algodón prensado que se emplea para almohadillar vendajes compresivos o de yeso.
  3. Venda elástica: Son vendas de algodón y tejido elástico que se usan en aquellos vendajes en los que se requiere aplicar cierto grado de presión.
  4. Venda elástica adhesiva: Es una venda realizada con tejido elástico con una cara adhesiva. Evitar aplicarla directamente sobre la piel cuando existan problemas como piel delicada, varices o alergia a algún componente; en este caso, es conveniente utilizar un prevendaje.
  5. Vendajes tubulares: Son vendas en forma de tubo que permiten la adaptación a diferentes partes del cuerpo según su tamaño, pueden ir desde los dedos hasta el tronco. Las hay en diferentes tejidos y se emplean fundamentalmente para realizar vendajes contentivos.
  6. Venda impregnada en materiales: Es aquella venda impregnada de yeso, que al humedecerla, se vuelve rígida. Antes de aplicarla, es necesario vendar con algodón y papel.
  7. Venda de papel: Es papel pinocho con cierto grado de elasticidad. Se usa en la colocación de los yesos, entre éste y el algodón
  8. Venda de espuma: Es aquella que se utiliza como prevendaje a fin de evitar el contacto de la piel con vendajes adhesivos.
  9. Venda cohesiva: Es una venda de fibra de poliéster que se adhiere a sí misma pero no a la piel.
  10. Tape: Tipo especial de “esparadrapo” que se utiliza en el vendaje funcional.
Tipos de vendajes:
  • Vendaje contentivo o blando: usado para contener el material de una cura o un apósito, proteger la piel de erosiones y sostener otra inmovilización (férulas). Es frecuente la utilización de mallas de algodón. Existen diferentes tipos de tallas según la zona a cubrir.
Se elige el tamaño adecuado y se efectúan los orificios pertinentes.
Las complicaciones más frecuentes son la infección y la maceración de las heridas por utilizar vendajes no transpirables, esto se puede evitar con una periodicidad adecuada en las curas.
  • Vendaje compresivo: Es un vendaje blando que se utiliza para obtener un gradiente de presión Se usa para:
· Ejercer una compresión progresiva a nivel de una extremidad, de la parte distal a la proximal, con el fin de favorecer el retorno venoso.
· Limitar el movimiento de alguna articulación en el caso de contusiones y esguinces de grado I, por ejemplo.
· Como método hemostático.
· Reabsorción de hematomas ya formados.
· Evitar la inflamación y el edema postraumático.
Según la ley de Laplace, aunque se aplique una venda con la misma tensión en dos circunferencias con distinto radio (tobillo y muslo, por ejemplo), cuanto menor es el radio de la circunferencia, mayor es la presión ejercida por el vendaje.
El tipo de vuelta a elegir en este tipo de vendaje es la vuelta en espiga y la venda más utilizada, la de crepé.
  • Vendaje suspensorio: Sostiene escroto o mamas.
  • Vendaje funcional: Realiza una inmovilización selectiva de la articulación afectada, permitiendo cierto grado de movilidad en aquellas estructuras músculo-tendinosas no lesionadas. Se pretende limitar y disminuir los movimientos que producen dolor, reduciendo el período de inmovilización. El vendaje funcional requiere de la adquisición de conocimientos sobre anatomía y biomecánica para que éste sea eficaz.
          Esta técnica la podemos utilizar tanto en el campo terapéutico como preventivo.

Equipos y Materiales:
  • Vendas de distintos materiales y tamaños (algodón, elásticas, gasa...).
  • Apósito o esparadrapo.
  • Tijeras.
  • Guantes no estériles.
  • Si fuese necesario: material de curas, rasuradoras, pomadas, etc.
Técnicas y Procedimientos:

Técnica general de inicio de un vendaje:
El vendaje se iniciará con la venda ligeramente oblicua al eje de la extremidad, se dejara el extremo superior de la punta de la venda a manera de triangulo, el mismo que después de dar la primera vuelta se doblara hacia abajo, que permitirá el inicio de la firmeza del vendaje luego se dará una o dos vueltas mas circulares perpendicular al eje como introducción a la técnica de vendaje elegido.
El vendaje se termina tambien con 2 vueltas perpendiculares al eje del miembro.
El sistema final de la venda se puede sujetar por distintos sistemas:

  • Con un alfiler de gancho o tela adhesiva.
  • Cortando la venda en la parte distal por la mitad y uniendo los extremos mediante un nudo.
  • Doblando la venda hacia atrás en dirección opuesta a la que lleva. Cuando se llega al punto en el que se ha realizado el doblaje, se hace un nudo con el cabo suelto de la venda.
  • Utilizando un ganchito especial para este fin


Principales técnicas de vendajes:

Vendaje circular: Se realiza envolviendo un segmento a manera de anillo. Se utiliza para sostener un apósito en una región cilíndrica del cuerpo (frente, miembros superiores e inferiores) y para controlar un sangramiento. Método: Dé 2 a 3 vueltas circulares teniendo en cuenta que cada vuelta cubra la anterior.


Vendaje en espiral: Se emplea una venda elástica o semi-elástica porque se puede adaptar a la zona que se va a vendar, se utiliza para sujetar gasas, apósitos o férulas en brazos, mano, muslo y piernas. Método: Seleccione el tamaño adecuado, inicie el vendaje desde la parte más distal en dirección a la circulación venosa, coloque la punta de la venda en forma oblicua en relación con el eje longitudinal del miembro y dé una vuelta, doble la parte saliente de la punta sobre la venda y dé otra vuelta sobre
ella para sujetar la punta doblada, las vueltas de la venda ascienden en espiral, de tal manera, que cada vuelta cubra dos tercios de la vuelta anterior, luego fije la punta con un nudo, esparadrapo o un gancho

Vendaje en espiral con inverso: Se emplea para sujetar apósitos o hacer presión; generalmente empleado cuando la venda no es elástica para que se adapte a la región del cuerpo.
Método:
Similar procedimiento al anterior pero la venda se dobla con ayuda de un dedo de forma tal que la cara interna de la venda pase a la externa, igual efecto se logra al realizar un movimiento de torsión a la venda sobre el eje transversal, en cada vuelta haga el inverso en la misma zona para que queden en línea, al terminar, dé una vuelta circular y sujete el cabo terminal



Vendaje en ocho: Esta técnica se aplica en las articulaciones (codo, rodilla, tobillo, rodilla, etc.). Útil para sujetar apósitos e inmovilizar.
Método: Dé una vuelta circular al inicio, seguida de un cruce de la venda en forma de ocho, puede terminar con otra vuelta circular




Vendaje recurrente o de capelina: Se aplica especialmente a la cabeza, dedos y muñones (Extremidad de un dedo o de un miembro que ha sido amputado).
Método: La venda se lleva de adelante hacia atrás y viceversa hasta cubrir totalmente la zona lesionada, se termina con dos o tres vueltas circulares en dirección transversal para fijar el vendaje.



Vendaje de cabeza: 



Vendaje de Velpeau: Es un vendaje que inmoviliza de forma completa toda la cintura escapular. Las indicaciones más frecuentes son: Fractura de escápula, Luxación gleno-humeral, Fractura del cuello humeral sin desplazamiento, Esguince acromio-clavicular (grado I), Subluxación acromio-clavicular (grado II) y Algunas fracturas de húmero
Se realiza en cuatro tiempos:
  1. Primer tiempo: Coloque en la axila del lado lesionado una almohadilla de algodón envuelta con una gasa.
  2. Segundo tiempo: Sobre el tórax se hace un vendaje espiral ascendente imbricado, que se continúa en el hombro sano, pasa por la axila lesionada, tratando de mantener la almohadilla en su lugar.
  3. Tercer tiempo: El brazo del lado lesionado se coloca en aducción máxima (hacia adentro), el codo flexionado contra el tórax, de manera que el antebrazo se orienta hacia arriba, con la mano colocada sobre la clavícula del lado sano.
  4. Cuarto tiempo: Con la venda que viene del hombro sano y al nivel de la muñeca del brazo del sitio lesionado, se hace un vendaje circular horizontal alrededor del tórax que incluye al brazo lesionado y antebrazo; llega a la axila sana, pasa oblicuamente de la espalda a la región supraclavicular del lado enfermo muy cerca del cuello y desciende hasta la cara externa del codo del sitio lesionado, lo contornea por debajo y pasa por delante del tórax con ligera oblicuidad y se dirige nuevamente a la espalda completándolo con una circular horizontal que fija la vuelta vertical.



Vendaje de Desault: 
a Primero se fija el brazo al tórax sobre una almohadilla y con un vendaje circular (1).
b y c Por medio de un vendaje desde la axila, por encima del hombro y hasta el codo y por el pecho, luego por la espalda (3), de nuevo por el pecho (3), el hombro y el codo de
la parte dañada están en posición de reposo.
d A continuación se coloca la mano sobre un cabestrillo sujeto al cuello


Vendaje de axila y hombro: Puede hacerse para la axila y el hombro en forma de espiga ascendente, se debe comenzar con círculos de brazo y luego hacer vueltas en 8, cada vez más alto y pasar por la otra axila cruzándose arriba del hombro, terminando en circular del brazo


Vendaje de codo: Si se quiere mantener el codo en extensión puede hacerse en espiral. Cuando se quiere mantener el codo en ángulo recto (flexión), se puede hacer con cruzamiento a nivel del pliegue en forma de ocho, luego se sostiene el brazo
con un cabestrillo.

Vendaje del brazo y antebrazo: Aquí las vueltas en vendaje espiral, con y sin inverso ascendente, son siempre los más usadas
Vendaje de la muñeca: Este se puede realizar en circular si se trata simplemente de sostener un apósito, si se quiere inmovilizar la articulación, se hacen pasar varias vueltas de forma tal que abarquen la palma de la mano

Vendaje de la mano: Puede realizarse en forma oblicua desde la palma de la mano hacia la muñeca y luego terminar cubriendo los dedos o dejándolos libres e incluyendo el pulgar.



Vendaje de la palma de la mano: 


Vendaje total de la mano: 
1ª Metodo


2ª Metodo



Vendaje de los dedos: Cuando se quiere vendar un dedo es conveniente dejar libre su extremidad para poder vigilar la circulación. Si se necesita cubrir solamente la mitad inferior del dedo se puede aplicar la espiga, que comenzará en la muñeca,
haciendo 3 ó 4 vueltas alrededor del dedo vendado. Otra técnica es el vendaje recurrente


Vendaje de cabestrillo: Es uno de los más conocidos y de gran utilidad y se utiliza para la inmovilización del miembro superior. (Tamaño:Base 120 cm y altura 60 cm).
Método: Coloque el brazo de la víctima en posición oblicua (mano más alta que el codo) lo cual puede hacerlo el propio paciente con la otra mano, el pañuelo se coloca por debajo de la axila y brazo del lado afectado de manera que una punta del pañuelo apoye sobre la clavícula del lado sano; el vértice del pañuelo debe quedar al mismo nivel del codo, después se toma la otra punta del pañuelo triangular y se lleva hacia arriba (sobre el hombro del lado lesionado) para atarla con la otra punta a un lado del cuello, fije el vértice del vendaje hacia delante con un esparadrapo o similar.

Deje los dedos descubiertos. Tiene como inconveniente que no inmoviliza completamente el miembro superior, aunque podemos limitar más el movimiento si pasamos otra venda o pañuelo en forma trasversal sobre la parte media del tórax (puede utilizarse de forma similar al pañuelo



Vendaje de la rodilla: Se aplica un vendaje en ocho sobre la rodilla en ligera flexión, extendiéndose las vueltas cada vez más lejos o viceversa


Vendaje de la Pierna en espiral: 



Vendaje del tobillo: Se hace un vendaje en ocho, el cual se inicia con circular del pie y luego se pasa por la cara anterior del tobillo, se le fija con un par de vueltas circulares en la parte baja de la pierna, después se hacen vueltas en ocho que
cubran bien el tobillo. Este vendaje se termina con circular en el pie que se puede fijar con esparadrapo


Vendaje de la planta y del dorso del pie: Se inicia un vendaje de espiral desde detrás de la base de los dedos, el que seguirá hasta llegar al tobillo. Allí se hacen unas vueltas en ocho por encima del tobillo para terminar



Vendaje del primer dedo del pie: Se realiza con vendaje en espiral que se inicia con una circular a nivel del tobillo, desciende luego sobre el borde interno del pie en espiral hasta el primer dedo (gordo) del pie el cual recubre, pues vuelve en espiral al tobillo


Vendaje total de la Mano:


endaje total del pie: 


Vendajes del tórax
Puede hacerse en forma de espiral y circular combinados.
Casi siempre se comienza con el espiral con inverso
a. El vendaje helicoidal o espiral de torax: se aplica de manera que no se deslice desde el pecho. Para ello, utilice un vendaje adicional de 1.5cm que antes de aplicar el vendaje se coloca oblicuamente pasando por la zona escapular hasta el pecho a la izquierda o derecha según el daño torácico y se deja colgando. Se inicia el vendaje, a partir de la parte inferior de la espalda, pasajes en espiral (2-9) hasta el pecho y se sella, luego los extremos de la venda que quedaron colgando se unen.


b. vendaje Phillips: superpone parte inferior circular, la fijación de vendaje 2-3 pasajes (1-2), más lejos de la parte posterior hacia la derecha para la cintura escapular izquierda, curso de fijación circular desde abajo a través de la cintura escapular derecha, de nuevo alrededor del pecho; el extremo de la venda del último pasador fijo recorrido circular.


Vendaje del ojo:



Vendaje de muñón: Ancle la venda con vueltas circulares de 15 a 30 cm por encima del extremo del muñón; proceda a hacer un vendaje recurrente excepto que, tras 4 ó 5 pasadas longitudinales, finalice con vueltas en espiral en dirección ascendente. Esta técnica se usa para asegurar un apósito o comprimir un muñón.




Como apunte final reseñaremos que cualquier inmovilización debe realizarse en la posición más funcional posible, cercana a la actitud anatómica, a no ser que exista una indicación diferente por parte del médico,por ejemplo, para inmovilizar una lesión del tendón de Aquí les, el tobillo debe estar en equino (más de 90º) y no en ángulo recto.
Las posiciones funcionales de las articulaciones son:

  • Hombro: codo en flexión adosado al tórax.
  • Codo: flexión de 90º.
  • Muñeca: extensión de 20º.
  • Metacarpofalángicas: flexión de 90º.
  • Interfalángicas: extensión o mínima flexión.
  • Cadera: flexión de 20−30º.
  • Tobillo: ángulo recto (neutro o 90º).
Recomendaciones al paciente:
Cuando se realice algún vendaje, sobre todo si es enyesado, deberemos proporcionar al paciente una serie de recomendaciones:
  • Acudir al especialista si se rompe, se suelta, se ensucia,  existe dolor persistente, presión en la zona, manchas o entumecimiento de pies o manos y los dedos se hinchan en exceso o se ponen cianóticos (para observarlo se deben despintar las uñas).
  • Se le indicará que durante el tiempo que dure el vendaje, mantenga el miembro afectado en una posición elevada para favorecer el retorno venoso. Si la lesión fuese de miembro superior se le colocará un dispositivo de sujección para mantener la postura adecuada.
  • Vigilar especialmente las protuberancias óseas para evitar la aparición de lesiones.
  • Bajo ningún concepto el paciente debe humedecer, cortar, calentar, romper o actuar sobre el yeso.
  • Es muy importante movilizar los dedos y las articulaciones libres.
  • No rascarse ni introducir agujas de tejer entre la piel y el vendaje por la posibilidad de hacerse heridas y que estas se infecten al estar tapadas.


https://www.youtube.com/watch?v=T6GN3ZcVO-o

https://youtu.be/4B2f_F02FcM

http://medznate.ru/docs/index-11972.html

http://trauma.ru/content/articles/detail.php?ELEMENT_ID=1928

http://m-sestra.ru/books/item/f00/s00/z0000001/st013.shtml

http://prombez.ucoz.de/index/dp2/0-76
http://prombez.ucoz.de/index/dp3/0-77

https://youtu.be/ZuXgRjl8c9U
https://youtu.be/uSKnlg61ZDA

+ Leidos

Temas Enfermeria

Archivo del blog

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Get Email Updates
Subscribe to Get Latest Updates Free