martes, 31 de octubre de 2017

Análisis de Sangre

Concepto
Es el procedimiento diagnóstico más habitual en la práctica sanitaria para la valoración biomédica del estado del paciente. Constituye el primer paso, y los resultados dependen de su correcta ejecución en cuanto a la técnica de la toma de muestras de sangre, así como de su adecuada conservación y transporte al laboratorio.

La punción venosa permite extraer una mayor cantidad de sangre para las pruebas necesarias en hematología.  Las venas de elección suelen ser las de la cara anterior del antebrazo (vena cubital, vena cefálica y la vena basílica) porque resulta fácil acceder a ellas. 

Tipos de muestra de sangre:
Muestra de sangre venosa: mediante punción de los vasos superficiales del antebrazo, muñeca o dorso de la mano o del pie.
Muestra de sangre capilar: mediante punción con lanceta en el dedo o en el lóbulo de la oreja (p. ej.: determinación de glucosa, hemoglobina, tipo de sangre o tiempos de sangrado).
Muestra de sangre arterial: obtenida mediante la punción de las arterias radial, humeral o femoral (p. ej.: gasometría).

Anatomía venas


Objetivos:
  • Brindar información sobre la concentración y características de los constituyentes normales de la sangre, así como de la presencia de los que se encuentran en el curso de diversas alteraciones orgánicas.
  • Determinar múltiples parámetros hematológicos, bioquímicos o microbiológicos, ya sean rutinarios o bien solicitados de manera específica.
  • Apoyar en el diagnóstico clínico del paciente de cualquier enfermedad
Materiales y Equipo:
  • Guantes.
  • Compresor o Ligadura.
  • Agujas desechables Vacutainer.
  • Agujas estériles de diferentes tamaños según el tipo de paciente (niño, adulto, anciano) y jeringa estéril de tamaño apropiado. (Para extracción con jeringa)
  • Tubos para muestras Vacutainer (figura 4–1).
  • Campana (contenedor de tubos)
  • Torundas alcoholadas.
  • Parche adhesivo.
  • Solución antiséptica (clorhexidina, povidona yodada, alcohol).
  • Cubrebocas.
  • Adaptador Vacutainer
  • Etiquetas de identificación rellenadas de acuerdo con las directrices de la institución.
  • Petición de laboratorio rellenada (fecha, hora, tipo de prueba).
  • Bolsa de plástico para transportar la muestra al laboratorio.
  • Contenedor para el material punzante.
Informacion sobre equipo de flebotomia:

El sistema de recolección de sangre BD Vacutainer® Eclipse está compuesto por una aguja de recolección de vacío de múltiples muestras y una campana (soporte de tubo) desechable. El producto se puede comprar como componentes individuales o preensamblado, como aparece en la imagen. Tenga en cuenta que el dispositivo de seguridad de la aguja puede estar directamente conectado a la aguja. Cuando se completa el procedimiento de flebotomía, el dispositivo de seguridad se activa con el pulgar 


Aguja de recogida de sangre multi-muestra. Este dispositivo tiene DOS agujas. La aguja está atornillada en el soporte. Se inserta una aguja en la vena, el tubo de recolección de sangre al vacío se inserta en el soporte y se punciona con una aguja en el extremo opuesto. La funda de goma permite que se recojan múltiples tubos de sangre y cubre la aguja entre los cambios del tubo para que la sangre no se acumule en el soporte.

Microtainer® microcollecion tubes utilizados para recolectar sangre de una punción en la piel (talón o dedo). Se debe considerar la recolección de este tipo de muestra para pacientes que presentan dificultades, como pacientes ancianos con venas frágiles, bebés, niños pequeños y otros pacientes con venas difíciles. Esto solo se puede hacer para las pruebas que se pueden realizar en pequeñas cantidades de sangre. Haga una lista de 3 pruebas que NO PUEDEN realizarse en la sangre de una punción capilar.


El Portex needle pro (dispositivo de seguridad Jelco® Venipuncture Needle-Pro®) es un dispositivo de seguridad de aguja que se utiliza con el sistema de recolección de sangre de tubo al vacío. Tenga en cuenta que este dispositivo de extracción de sangre utiliza una aguja de recolección de múltiples muestras estándar, como se ve a la izquierda. El dispositivo de seguridad de la aguja se activa presionándolo contra una superficie dura para cubrir permanentemente la aguja.





Los tubos microcapilares se usan para recolectar pequeños volúmenes de sangre. Los tubos tienen un color de anillo / punta para indicar cualquier aditivo. La codificación de colores es la siguiente: punta roja = heparina sódica, punta verde = heparina de amonio y punta azul = normal / sin aditivo. La prueba más común que usa el tubo microcapilar es el hematocrito (una parte del CBC) que se recolecta rutinariamente en el tubo con punta roja.



Las lancetas se utilizan para el muestreo de sangre capilar y vienen en una amplia variedad de formas y tamaños. Las lancetas de sangre modernas son dispositivos automáticos de punción automatizados de ingeniería de seguridad diseñados para producir una punción uniforme de una profundidad específica. Los pinchazos se hacen rutinariamente en el lado y cerca de la punta del 3er o 4to dedo de los pacientes adultos y pediátricos. La sangre capilar se recoge de los lados del talón de los bebés que no caminan. Es críticamente importante que el talón se realice en el área correcta del talón para evitar daños en los nervios o los huesos.

Los dispositivos de transferencia de sangre Vacutainer® se utilizan para proteger al flebotomista de un pinchazo accidental al transferir sangre desde una jeringa a los tubos de vacío. La jeringa se conecta a la parte superior del dispositivo, los tubos se insertan en el soporte hasta que el tapón se pincha con la aguja dentro del soporte. El vacío en el tubo hace que la sangre ingrese al tubo.

Los torniquetes se utilizan para detener el flujo de sangre venosa y hacer que las venas sean más prominentes. Se debe usar un torniquete libre de látex en pacientes con alergia al látex.


Jeringa con una aguja de jeringa para recolectar sangre de pacientes con venas difíciles, pequeñas o frágiles. Recolectar con una jeringa y una aguja es especialmente útil cuando el flebotomista necesita controlar la cantidad de vacío que se aplica para prevenir o reducir las posibilidades de colapso de la vena.
Jeringas de ejemplo con agujas de jeringa de seguridad (Becton, Dickinson and Company TM)

Las agujas de mariposa (conjunto de colección alada) se utilizan para extraer sangre de pacientes con venas pequeñas o frágiles.




Técnica y procedimiento:

Preparación del paciente:
  1. Preservar la intimidad del paciente.
  2. Verificar la correcta identificación del paciente e instruya al paciente sobre la técnica para tomar la muestra.  Valore la existencia de problemas hemorrágicos o de circulación, o alergias en látex.
  3. Evite puncionar en un área con hematoma, fístulas, quemaduras, escoriaciones de la piel, cicatrices o del costado en que se ha realizado mastectomía reciente.
  4. Evite puncionar en el brazo donde hay venoclisis, inyección  intramuscular previa o administración de medicamentos vía intravenosa. 
  5. Según las normas de laboratorio (ayunas, picos máximos y mínimos del fármaco).
  6. Avisar al paciente que al introducir la aguja sentirá dolor, por lo cual se solicita su colaboración y que permanezca quieto durante la venopunción.
  7. Extienda completamente el brazo con la superficie palmar hacia arriba.  Solicite ayuda del paciente, si éste está consciente, para realizar palanca con el brazo libre.
  8. Si existen dificultades para extraer la muestra, se entibia la extremidad con masajes.  Se debe permitir que la extremidad permanezca inclinada durante varios minutos antes de realizar la punción.  Si el paciente no tiene pruebas de glucosa o electrolitos, favorecer el ejercicio leve del brazo.
Procedimientos para la extracción con jeringa:


  1. Realizar lavado de manos.
  2. Comprobar las determinaciones analíticas que se solicitan para ver la cantidad de sangre necesaria según los tubos.
  3. Identificar los tubos con los datos del paciente.
  4. Preparar el material.
  5. Comprobar las condiciones necesarias antes de la toma de muestra sanguínea.
  6. Colocar al paciente en decúbito supino y con el brazo en hiperextensión.
  7. Colocarse los guantes.
  8. Colocar el compresor unos 10-15 cm. por encima del sitio de venopunción.
  9. Seleccionar la vena para la venopunción teniendo en cuenta la cantidad de sangre necesaria, comodidad para el paciente, edad y el estado de las venas.
  10. Desinfectar la zona con antiséptico con movimientos circulares, comenzando en el punto de venopunción y hacia fuera.
  11. Dejar secar la piel.
  12. Colocar la aguja intravenosa en la jeringa.
  13. Retirar el capuchón de la aguja e informar al usuario del pinchazo que durará unos segundos.
  14. Colocar el dedo índice o el pulgar de la mano no dominante 2’5 cm por debajo del punto de punción y mantenga la piel tirante.
  15. Introducir la aguja en la vena con un ángulo de 20-30º y el bisel hacia arriba.
  16. Observar si se produce retorno venoso en la aguja.
  17. Con la mano no dominante estabilizar la jeringa y aguja y tirar del émbolo con la mano dominante para extraer la sangre necesaria.
  18. Aspirar suavemente para evitar hemólisis y colapso de las venas.
  19. Retirar el compresor y la aguja.
  20. Presionar sobre la zona de punción con una turunda de algodón hasta que finalice el sangrado. Fijar con esparadrapo.
  21. Desechar aguja y material punzante en el contenedor, según criterios de segregación de residuos.
  22. Transferir la sangre a los tubos utilizando una técnica con una sola mano, insertando la aguja a través del tapón del flujo sanguíneo y permitiendo que el vacío lo llene.
  23. Tirar la aguja en el recipiente adecuado sin volver a ponerle el capuchón. El resto de material empleado se tirará al recipiente adecuado.
  24. Colocar al paciente en posición cómoda.
  25. Retirarse los guantes.
  26. Realizar lavado de manos.
  27. Enviar las muestras al laboratorio con el impreso de laboratorio.
  28. Registrar en la documentación de enfermería: procedimiento, motivo, fecha y hora, incidencias y respuesta del paciente.
Procedimientosmpara la extracción con palomilla:

  1. Realizar lavado de manos.
  2. Comprobar las determinaciones analíticas que se solicitan para ver la cantidad de sangre necesaria según los tubos.
  3. Identificar los tubos con los datos del paciente.
  4. Preparar el material.
  5. Colocar al paciente en decúbito supino y con el brazo en hiperextensión.
  6. Colocarse los guantes.
  7. Colocar el compresor unos 10-15 cm. por encima del sitio de venopunción.
  8. Seleccionar la vena para la venopunción teniendo en cuenta la cantidad de sangre necesaria, comodidad para el paciente, edad y el estado de las venas.
  9. Desinfectar la zona con antiséptico con movimientos circulares, comenzando en el punto de venopunción y hacia fuera.
  10. Dejar secar la piel.
  11. Acoplar la parte distal de la palomilla a un sistema de vacío o una jeringa estéril para la aspiración de la muestra sanguínea.
  12. Retirar el capuchón de la aguja e informar al usuario del pinchazo que durará unos segundos.
  13. Colocar el dedo índice o el pulgar de la mano no dominante 2’5 cm por debajo del punto de punción y mantenga la piel tirante.
  14. Introducir la aguja en la vena con un ángulo de 20-30º y el bisel hacia arriba.
  15. Observar si se produce retorno venoso en la aguja y fijar las aletas de la palomilla a la piel con esparadrapo..
  16. Tras obtener la muestra, retirar el compresor y la palomilla.
  17. Presionar sobre la zona de punción con una turunda de algodón hasta que finalice el sangrado. Fijar con esparadrapo.
  18. Desechar la palomilla en el contenedor, según criterios de segregación de residuos.
  19. Colocar al paciente en posición cómoda.
  20. Retirarse los guantes.
  21. Realizar lavado de manos.
  22. Enviar las muestras al laboratorio con el impreso de laboratorio.
  23. Registrar en la documentación de enfermería: procedimiento, motivo, fecha y hora, incidencias y respuesta del paciente.
Procedimientos para extracción con sistema de vacío (Vacutainer):
  1. Realizar lavado de manos.
  2. Comprobar las determinaciones analíticas que se solicitan para ver la cantidad de sangre necesaria según los tubos.
  3. Identificar los tubos con los datos del paciente.
  4. Preparar el material.
  5. Comprobar las condiciones necesarias antes de la toma de muestra sanguínea, según las normas de laboratorio (ayunas, picos máximos y mínimos del fármaco).
  6. Colocar al paciente en decúbito supino y con el brazo en hiperextensión.
  7. Colocarse los guantes.
  8. Colocar el compresor unos 10-15 cm. por encima del sitio de venopunción.
  9. Seleccionar la vena para la venopunción teniendo en cuenta la cantidad de sangre necesaria, comodidad para el paciente, edad y el estado de las venas.
  10. Desinfectar la zona con antiséptico con movimientos circulares, comenzando en el punto de venopunción y hacia fuera.
  11. Dejar secar la piel.
  12. Fijar la aguja de doble punta al portaagujas del tubo con vacío.
  13. Retirar el capuchón de la aguja e informar al usuario del pinchazo que durará unos segundos.
  14. Colocar el dedo índice o el pulgar de la mano no dominante 2’5 cm por debajo del punto de punción y mantenga la piel tirante.
  15. Introducir la aguja en la vena con un ángulo de 20-30º y le bisel hacia arriba.
  16. Estabilizar la aguja y el adaptador con una mano, con el pulgar en la parte inferior del tubo y los dedos índice y medio en las aletas del adaptador. Presionar con el pulgar y el dedo índice para que se perfore el tubo.
  17. Comprobar que fluye la sangre por el tubo.
  18. Llenar los tubos necesarios.
  19. Retirar el último tubo del adaptador.
  20. Retirar el compresor y la aguja.
  21. Presionar sobre la zona de punción con una turunda de algodón hasta que finalice el sangrado. Fijar con esparadrapo.
  22. Desechar aguja y material punzante en el contenedor, según criterios de segregación de residuos.
  23. Colocar al paciente en posición cómoda.
  24. Recoger el material.
  25. Retirarse los guantes.
  26. Realizar lavado de manos.
  27. Enviar las muestras al laboratorio con el impreso de laboratorio.
  28. Registrar en la documentación de enfermería: procedimiento, motivo, fecha y hora, incidencias y respuesta del paciente.
  29. Realizar un lavado de manos.
Observaciones y recomendaciones:
Se recomienda la utilización de materiales de bioseguridad.
Llenar los tubos con la cantidad de sangre necesaria: primero los tubos de muestras coagulables y después los tubos con anticoagulante hasta consumir todo el vacío. Una vez llenos invertir varias veces los tubos para que la sangre y anticoagulante se mezclen.
Técnica aséptica.
Si el paciente está con fluidoterapia es preferible elegir el brazo opuesto.
No puncionar en las fístulas arteriovenosas ni en brazos de mujeres con mastectomías pues tienen comprometido el retorno venoso.
Si el paciente está anticoagulado aumentar el tiempo de presión.

Llenado de tubos según codigo de color y orden:
Los diferentes tipos de tubos para la toma de muestras surgen para lograr un mejor manejo de las mismas. Generalmente, los tubos están hechos a base de plástico PET transparente y un cierre de seguridad que está formado por una cubierta y una tapa. La mayoría de estos se encuentran sellados al vacío, para que la toma de la muestra sea limpia y rápida. Además, están provistos con marcas que te ayudan a identificar hasta qué nivel debes llenar cada uno. Todo esto da como resultado un menor riesgo de contaminación y de transporte de la misma, disminuyendo considerablemente la cantidad de muestras desperdiciadas. 

Aunque resulte tedioso, también existe un orden para depositar la muestra cuando se utiliza una misma aguja para múltiples tubos en una sola ocasión. Este orden está establecido, al igual que el código de color, por la CLSI. Siguiendo adecuadamente esta norma, los aditivos de un tubo no afectarán al del otro.

Botella o frasco para hemocultivo.
Tubo de tapón azul.
Tubo de tapón amarillo.
Tubo de tapón rojo.
Tubo de tapón verde.
Tubo de tapón morado.
Tubo de tapón gris.

Etiquetado de los tubos:

Un adecuado etiquetado de los tubos es esencial para que los resultados de los análisis concuerden con el paciente correcto.  Los elementos clave en el etiquetado para garantizar la calidad de la muestra pre-analítica son:

Nombre o iniciales del paciente
Número de identificación del paciente 
Fecha y hora de la toma de muestra
Iniciales del flebotomista 


TAPA LILA: Contiene EDTA como anticoagulante, el cual se llena al vacío con 3 ml de sangre mezclando suavemente. Se utiliza para la determinación de hematocrito, hemograma y/o recuentos, además, se utiliza para medir la cinética de pacientes dializados con la determinación de Nitrógeno ureico post, para evitar la coagulación excesiva de la muestra. Lo más importante es mantener la relación entre sangre y anticoagulante para evitar falsos resultados. Una vez tomada la muestra se puede dejar a temperatura ambiente o refrigerar hasta su traslado.

TAPA AMARILLA: Es un tubo que contiene un gel que permite la separación dela muestra especialmente utilizado para muestras de bicarbonato, lo importante es que también es al vacío con 4 ml de sangre y no se homogeniza ya que al momento de centrifugar separa los elementos más pesados dejando solo el suero para medir. Esta muestra se debe colocar en hielo y transportar rápidamente al laboratorio si no es así se deja refrigerado y además un pocillo con hielo esto se puede mantener así hasta 2 horas después de tomada la muestra.

TAPA ROJA: Este tubo no contiene anticoagulante, por lo tanto, sirve para las determinaciones bioquímicas de rutina: creatinina, transaminasas, etc., además de las determinaciones serológicas. Una vez tomado el volumen requerido se puede dejar refrigerado. Las determinaciones de glucosa y de potasio, son las únicas que se verían alteradas pasadas mas de 4 horas. También se utiliza para las mediciones de electrolitos y bicarbonato de monitores.

TAPA GRIS: Este tubo posee como anticoagulante fluoruro de sodio, el cual es especifico para la determinación de glicemia evitando que se altere su medición, también se llena al vacío con 3 ml de sangre y se mezcla suavemente se puede dejar a temperatura ambiente o bien refrigerado hasta su traslado al laboratorio

TAPA CELESTE: Este tubo contiene citrato como anticoagulante, el cual se utiliza para pruebas de coagulación, cabe señalar que solo es necesario un tubo con 2 ml para medir tiempo de protrombina, TTPK y no uno para cada determinación se procede de igual manera llenando el volumen requerido, mezclando suavemente y guardando a temperatura ambiente o refrigerada hasta su traslado que de preferencia no exceda las 2 horas después de tomado.

TAPA DE GOMA CAFÉ: Es un tubo sin anticoagulante, estéril de 10 ml que permite el transporte para calculo de Ktv, exámenes liquido peritoneal, dializado nocturno, etc. Una vez tomados se deben refrigerar.

Medidas de Bioseguridad:

  • Utilizar guantes para cualquier toma de muestra sanguínea.
  • En caso de conocer o sospechar que el paciente padece alguna enfermedad infectocontagiosa, colocar una etiqueta roja en el tubo y en la solicitud.
  • No recolocar el protector de la aguja una vez que se haya tomado la muestra; desecharla en el contenedor de punzocortantes.
  • Membretar los tubos antes de la toma para prevenir hemólisis o confundir los tubos con los de otro paciente. e. En pacientes que toman anticoagulantes o antiagregante plaquetario, hacer presión durante más tiempo.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK138661/

http://www.austincc.edu/kotrla/phb_tubes.htm

+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Get Email Updates
Subscribe to Get Latest Updates Free