domingo, 30 de junio de 2024

Gastroparesia


Definición:

La gastroparesia es un trastorno crónico que significa un retraso en el vaciado del estómago sin obstrucción (Después de comer, normalmente el estómago se vacía al cabo de 1½ o 2 horas. ). Si la comida permanece mucho en el estómago, pueden aparecer problemas. La comida puede endurecerse y formar masas sólidas. Se llaman bezoares. Pueden causar malestar estomacal y vómitos. También pueden provocar una obstrucción, úlceras o sangrado en el estómago. Esto puede ser peligroso si impide el paso de la comida al intestino delgado.


En la mayoría de los casos, la gastroparesia es una afección crónica.

Causas:

La etiología de la gastroparesia es multifactorial, siendo las principales categorías la idiopática, la diabética y la farmacológica.

La gastroparesia ocurre cuando el nervio vago se daña o deja de funcionar. El nervio vago controla el desplazamiento de la comida a lo largo del tubo digestivo. Cuando este nervio no funciona correctamente, la comida se desplaza con demasiada lentitud o deja de avanzar.

El nervio vago puede dañarse cuando una persona tiene diabetes y el nivel de azúcar o glucosa en la sangre se mantiene alto durante mucho tiempo.

Entre Las causas de la gastroparesia, se incluyen las siguientes:
Etiología de la gastroparesia
Clasificación Etiología
Post-quirúrgica
  • Cirugía gástrica.
  • Cirugía del estómago o del nervio vago
Farmacológica
  • Antipsicóticos
  • Narcóticos, Nicotina
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Bloqueadores de los canales de calcio
  • Clonidina
  • Agonistas de dopamina
  • Litio
  • Progesterona
  • La marihuana (THC) retrasa significativamente el vaciado gástrico y debe evitarse
Alteraciones intrínsecas de la motilidad intestinal
  • Miopatías y neuropatías familiares intestinales.
  • Distrofia miotónica.
  • Amiloidosis.
Alteraciones de la inervación extrínseca
  • Infecciones (Clostridium botulinum, Trypanosoma cruzi, VVZ, VEB, CMV…).
  • Enfermedades degenerativas del SNA (Guillain-Barré. Shy Drager).
  • gastroenteritis viral
Alteraciones neurológicas
  • Enfermedad craneal o de la médula espinal.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis Múltiple.
  • Síndrome de fatiga crónica
Endocrino-metabólicas
  • Diabetes mellitus
  • Hipotiroidismo
  • Hipoparatiroidismo.
Conectivopatías
  • Esclerodermia
  • Dermatomiositis,
  • LES
  • Síndrome de Ehler-Danlos
Idiopático
  • Trastornos de la alimentación, como anorexia o bulimia

Factores de riesgo:

El riesgo aumenta con:
  • Diabetes
  • hipotiroidismo
  • Cirugía abdominal o esofágica.
  • Infección
  • Ciertos medicamentos, incluidos algunos antidepresivos y narcóticos.
  • Esclerodermia (afección del tejido conectivo que puede afectar los órganos internos)
  • Trastornos del sistema nervioso, como la EM o el Parkinson.
  • Género: las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar gastroparesia que los hombres.

Signos y síntomas:

  • Náuseas y vómitos (más frecuentes; vómitos >1 h después de comer, generalmente 2-6 h), 
  • Plenitud posprandial, 
  • Saciedad precoz, 
  • Dolor o malestar en el epigastrio y distensión abdominal. 
En estadios avanzados:
El cuadro clínico no depende de la etiología y frecuentemente no se relaciona con el grado de disfunción del vaciamiento gástrico que muestran las pruebas diagnósticas.
  • La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), también conocida como reflujo ácido: Esto puede causar una sensación de ardor en el pecho o garganta conocida como acidez.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Falta de apetito.
  • Perder peso sin proponérselo.
  • Malnutrición
  • Deshidratación y alteraciones electrolíticas.
  • Hinchazón (hinchazón, generalmente por encima del ombligo).

Diagnostico:

  1. Pruebas de laboratorio:
    • Análisis de sangre. Permiten controlar los recuentos sanguíneos y medir los niveles de sustancias químicas y electrolitos (minerales).
    • Control de glucosa en ayunas, anticuerpos antinucleares; para diagnosticar enfermedades que puedan ser la causa del vaciamiento enlentecido.
  2. Evaluación del vaciamiento gástrico:
    • Prueba del aliento para el vaciamiento gástrico (GEBT). Permite evaluar el vaciamiento del estómago al medir la cantidad de dióxido de carbono que exhala a lo largo de varias horas después de ingerir alimentos.
    • Gammagrafía con comida estandarizada, radiomarcada con tecnecio: el método básico
    • Cápsula endoscópica con sistema de medición de pH (wireless motility capsule, WMC)
    • Prueba respiratoria con medición de la concentración de 13CO2 en el aire espirado tras la ingesta de alimentos marcados con este isótopo.
    • Un examen SmartPill podría realizarse para medir los cambios en el pH y la presión en el tracto gastrointestinal. Usted tendrá que tragarse una cápsula que transmite ondas de radio y que registra las medidas.
    • Acomodación gástrica por escintigrafía. Esta prueba mide los contenidos estomacales antes y después de una comida. También permite controlar la manera en que se relaja el estómago luego de la ingesta de alimentos.
  3. Pruebas de imagen: Endoscopia digestiva alta, enterografía por TC o por RMN, útiles para descartar una obstrucción mecánica:
    • Manometría gástrica (manometría antroduodenal). Permite comprobar el movimiento muscular en el estómago y el intestino delgado. Se introduce un tubo por la garganta hasta llegar al estómago. Este tubo lleva un cable que hace mediciones de los movimientos musculares del estómago mientras este digiere la comida y los líquidos. Esto ayuda a saber cómo funciona este órgano. También permite determinar si la digestión es más lenta que lo normal.
    • Endoscopia superior. Este procedimiento de diagnóstico permite al proveedor de atención médica examinar el revestimiento o el interior del esófago, del estómago y del duodeno. Esto se lleva a cabo con un tubo delgado con luz llamado endoscopio. Este tubo tiene una cámara en el extremo. Una vez que le administran la sedación, se introduce el tubo por la boca y la garganta. Luego se lo hace llegar hasta el esófago, el estómago y el duodeno. El proveedor de atención médica puede ver el interior de estos órganos. También puede tomarle una muestra de tejido pequeña (biopsia) si es necesario.
    • Endoscopia por cápsula inalámbrica. Esta prueba implica tragar una cápsula (o pastilla) inalámbrica con la que se recopila información a medida que pasa por el sistema digestivo. La cápsula envía información a una computadora pequeña que debe llevar en la cintura o en el cuello. El proveedor de atención médica usa la información para determinar la rapidez o la lentitud con que los alimentos y los líquidos pasan del estómago al intestino delgado y al grueso. La cápsula se expulsa del cuerpo al evacuar el intestino.

Tratamiento:

  1. Tratamiento farmacológico:
    -*-
    Farmaco Dosis
    Procinéticos: Domperidona 10 mg 3 × d antes de las comidas, durante =7 días
    Eitromicina 100-200 mg VO 2-3 × d antes de las comidas durante máx. 4 semanas
    Itoprida, cisaprida * 10 mg 3-4 × d, 15 min antes de la comida
    Prucaloprida (agonista del receptor 5-HT4)
    Ondansetrón
    Granisetrón
    Derivados de la fenotiazina (proclorperazina, tietilperazina)
    Antihistamínicos: Dimenhidrinato

    *Solamente en casos graves, cuando otro tipo de tratamiento ha resultado ineficaz, No utilizar en enfermos con bradicardia, arritmias, insuficiencia cardíaca, intervalo QT largo, hipopotasemia, hipomagnesemia, ni en combinación con fármacos que inhiban la actividad de CYP3A4
    **en la gastroparesia idiopática
    Si es posible, se recomienda usar los fármacos VO en forma líquida y en caso de necesidad por vía parenteral. La mejoría del vaciamiento gástrico puede no estar relacionada con la mejoría clínica del paciente (y viceversa).
  2. Estimulación eléctrica del estómago, inyección de toxina botulínica en el píloro, dilatación pilórica con balón, pilorotomía endoscópica, piloroplastia quirúrgica, acupuntura.
  3. Cambiar la dieta. Cambiar los hábitos de alimentación también sirve para controlar la enfermedad. En algunos casos, comer 6 comidas más pequeñas al día es más beneficioso que el consumo de 3 comidas más abundantes. Algunos especialistas sugieren ingerir algunas comidas líquidas al día. Se recomienda hacer esto hasta que se estabilice el nivel de glucosa en la sangre y la gastroparesia esté bajo control. También es posible que le indiquen no comer alimentos grasosos y con alto contenido de fibra. Estos alimentos pueden ralentizar y dificultar la digestión. Consulte con el proveedor de atención médica o con un nutricionista para elaborar el plan de alimentación más adecuado para usted.
  4. Cirugía. En algunos casos, es posible que tenga que someterse a un tipo de cirugía llamada yeyunostomía. Se introduce una sonda de alimentación a través de la piel del abdomen hasta llegar al intestino delgado. Esta sonda permite que los nutrientes vayan directamente al intestino delgado en lugar de ir al estómago. Esta cirugía se usa solamente si el caso de gastroparesia es muy grave.
  5. Estimulación eléctrica gástrica (GES). Es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se implanta un dispositivo debajo de la piel para administrar pulsos eléctricos suaves a los nervios y a los músculos de la parte inferior del estómago. Con este dispositivo se controlan las náuseas y los vómitos en las personas en las que los medicamentos no son eficaces.
  6. Alimentación por vía intravenosa. También se conoce como nutrición parenteral. Los nutrientes se introducen directamente en las venas. Se coloca un tubo o catéter en una de las venas del pecho. El tubo tiene una abertura en la parte exterior de la piel. Se conecta una bolsa con nutrientes líquidos o medicamentos a ese tubo. Los líquidos llegan al torrente sanguíneo a través de la vena. La nutrición parenteral se usa si otros tratamientos no fueron eficaces. A veces se usa por corto plazo, hasta que puede volver a comer o hasta que pueda colocarse una sonda de alimentación. En algunos casos, la nutrición parenteral puede ser de largo plazo.

Complicaciones de la gastroparesia:

  1. La gastroparesia puede afectar gravemente su salud y disminuir su calidad de vida en general. Las posibles complicaciones incluyen:
  2. Deshidratación: los vómitos frecuentes pueden provocar una deshidratación grave, que puede poner en peligro la vida.
  3. Desnutrición: es posible que no tenga suficiente apetito para satisfacer sus necesidades nutricionales o que los vómitos le impidan absorber suficientes nutrientes.
  4. Crecimiento bacteriano: los alimentos que permanecen en el estómago por mucho tiempo pueden fermentarse y provocar el crecimiento bacteriano.
  5. Bezoares: los bezoares son masas sólidas que se forman en el estómago a partir de alimentos no digeridos. Pueden causar náuseas, vómitos y poner en peligro la vida si bloquean el camino entre el estómago y el intestino delgado.
  6. Si tiene niveles de azúcar en sangre impredecibles, es posible que no tenga suficiente apetito para satisfacer sus necesidades nutricionales o que los vómitos le impidan absorber suficientes nutrientes.
  7. Esofagitis: dolor o fatiga en el esófago (el tubo que une la boca y el estómago).

Recomendación de hábitos alimentarios y dietética:

  1. No existe cura para la gastroparesia, pero los cambios en la dieta y los medicamentos pueden ayudar en la mayoría de los casos. En casos muy graves, se puede recomendar la cirugía.
  2. El tratamiento suele comenzar identificando y tratando la causa subyacente de la gastroparesia. Si la causa es la diabetes, su médico le hará recomendaciones de tratamiento.
  3. Evite o limite los alimentos con mucha grasa y mucha fibra, como las naranjas y el brócoli. Estos pueden ser difíciles de digerir. Mastique completamente los alimentos.
  4. Considere la posibilidad de comer seis comidas pequeñas al día en lugar de tres grandes. Ingerir menos alimentos puede facilitar el vaciamiento estomacal, debido a que no está tan lleno.
  5. Acudir donde un nutricionista es parte importante del tratamiento, éste puede recetarle diferentes tipos de dieta en función de la gravedad de sus síntomas. Si los síntomas son graves, el médico puede recetar una dieta líquida o en puré, porque los líquidos se vacían más rápido del estómago.
  6. Asegurarse de recibir una nutrición adecuada es importante al controlar la gastroparesia. Los cambios en la dieta suelen ayudar a las personas a controlar la gastroparesia y son el primer paso del tratamiento. Puede resultar útil los consejos dietéticos para la gastroparesia como:
    1. Consuma comidas más pequeñas (en lugar de 3 comidas al día, haga 5 o 6 comidas más pequeñas a lo largo del día)
    2. Masticar la comida por completo
    3. Elija verduras y frutas cocidas en lugar de frutas y verduras crudas y sin cocer.
    4. Evite las verduras y frutas ricas en fibra, como el brócoli y las naranjas.
    5. Evite los alimentos grasos (pueden ralentizar la digestión)
    6. Haga puré o coma sopas si los líquidos son más fáciles de tragar.
    7. Beba mucha agua cada día (de 1 a 1,5 litros)
    8. Da un paseo después de comer.
    9. Evite el alcohol, el tabaco y las bebidas carbonatadas.
    10. Trate de no acostarse dentro de las 2 horas posteriores a comer.
    11. Tome un multivitamínico diario



Puntos claves:
  • Las causas más frecuentes son: idiopática, diabética y farmacológica.
  • ¡Alerta!, Si la gastroparesia se sale de control, puede causar: Deshidratación severa, Desnutrición
  • Empeoramiento en la calidad de vida: falta al trabajo ya los eventos sociales debido a los síntomas.
  • La técnica diagnóstica Gold-Standard de la gastroparesia es la Escintigrafía con radioisótopos.
  • El Test de aliento con C13 y la cápsula Smartpill® son alternativas para medir el vaciamiento gástrico, si están disponibles.
  • Las terapias iniciales con eficacia demostrada son: los procinéticos (metoclopramida, domperidona) y los neuromoduladores (levosulpirida, mirtazapina).
  • Los antidepresivos tríclicos son ineficaces para mejorar los síntomas de la gastroparesia.
  • En casos refractarios los antieméticos antineurocinina como aprepitant y los procinéticos serotoninérgicos como prucalopride pueden ser eficaces.
  • Los relajantes fúndicos (buspirona, acotiamida) están en fase de investigación, con resultados prometedores.
  • El estimulador eléctrico y la toxina botulínica a dosis altas pueden ser útiles en casos muy seleccionados.
  • Las terapias intervencionistas sobre el esfínter pilórico como la piloroplastia laparoscópica y la miotomía pilórica endoscópica (G-POEM) pueden ser efectivas en un subconjunto de pacientes con disfunción pilórica.
  • El dolor abdominal es muy prevalente y empeora el pronóstico.











+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Actualización por E-mail
Recibe información de www.atensalud