miércoles, 7 de febrero de 2018

Cistoclisis

Definición
Es una técnica aséptica encaminado a mantener la permeabilidad de la sonda uretral por medio de la introducción en la vejiga del paciente, de una solución de irrigación de forma continua, mediante un sistema cerrado o de forma intermitente mediante un sistema cerrado o abierto  y su posterior extracción a través de una sonda vesical.
  • La irrigación de la vejiga: es la introducción continua de un fluido estéril en la vejiga con el fin de drenar la sangre y los residuos; 
  • La instilación de la vejiga: es la introducción de un fluido estéril en la vejiga, dejándolo allí por un período de tiempo variable con el fin de disolver las incrustaciones, alterar el pH de la vejiga, o suprimir el crecimiento bacteriano; 
  • El lavado de la vejiga: es la introducción de un fluido estéril que se deja drenar inmediatamente con el fin de diluir el contenido de la vejiga o desbloquear una obstrucción.
Objetivos:
  • Mantener la permeabilidad de la vejiga y de la sonda vesical.
  • Facilitar la eliminación de mucosidad, coágulos o fragmentos tisulares retenidos tras cirugía urológica.
  • Favorecer la hemostasia postquirúrgica en intervenciones de vejiga o próstata.
  • Prevención y tratamiento de la inflamación o infección local de la vejiga.
  • instilación de medicamentos para el tratamiento local de la vejiga.
Sondaje uretral
El sondaje uretral es la manipulación retrógrada más frecuente realizada en las vías urinarias. Las sondas se colocan para drenar la vejiga durante los procedimientos quirúrgicos que requieren anestesia y después de éstos, para evaluar la diuresis en pacientes con enfermedad crítica, para recolectar muestras de orina confiables, para evaluación urodinámica, para estudios radiográficos (como cistografías) y para evaluar orina residual. Estas sondas pueden dejarse de manera permanente con un globo de autorretención, como se hace con la sonda de Foley. Un procedimiento de entrada y salida para drenar una vejiga no requiere un dispositivo de autorretención. La lubricación adecuada y la frecuencia suficiente para mantener la vejiga en volúmenes razonables son fundamentales y debe ponerse énfasis en que el paciente se realice un autosondaje intermitente; la esterilidad es secundaria. En contraste, cuando se deja una sonda permanente es importante usar una técnica estéril.

Catéteres Urológicos:  A y B: Sonda Nelaton; C : Couvelairea; D : Melacot; E : Pezzer; F : Foley
  • Sonda Foley: sonda flexible que presenta punta redondeada, recta o acodada, con 2 ó 3 luces en su interior. Con 2 luces, una para balón y la otra para la bolsa de orina y de 3 luces para lavado vesical continuo, el material puede ser de Látex, látex recubierta siliconada y de silicona, en la parte proximal a la punta tiene un globo ( que se infla con agua estéril desde la altura del pabellon) que impide su salida
  • Sonda de Malecot: sonda semirigida y recta de una sola luz, pero de orificios mas grandes. Se inserta quirurgicamente y tambien se fija mediante sutura. Nunca se introduce por la uretra.
  • Sonda Tiemann: son curvas, tiene punta olivada y puntiaguda, util en pacientes prostáticos o con dificultad para el vaciado uretral.
  • Sonda Couvelaire: de punta biselada o en pico de flauta, útil en pacientes con hematuria o para mantener un circuito de lavado.
  • Sonda de Pezzer: sonda semirigida, con punta fungiforme, que puede tener 2 o más orificios, se inserta quirurgicamente como sondaje permanente y se fija a la piel mediante sutura. util en el drenaje vesical suprapúbico y renal.
  • Sonda Robinson: De una luz, con punta roma, recta o acodada en cuya proximidad hay uno o mas orificios. se usa para sondaje temporal
Sonda Foley de Latex ó Sonda de Latex siliconada
son blandas, maleables y conexión Luer directa a balón para su fijación vesical
2 vías                           3 vías


Sonda Foley de Silicona
Semirígidas, transparentes, hipoalergénicas de mayor biocompatibilidad. Pueden llevar estrías dispuestas en sentido longitudinal a lo largo de toda la sonda, cuya misión es facilitar la eliminación de exudados uretrales que se forman cuando la sonda se mantiene mucho tiempo en la uretra.

1: Globo o balón;. 2: Pabellón o embudo colector; 3: Cuerpo 

Caracteristicas
Según Diametro  
Según Punta
Para hombres:
16, 18 y 20 Fr. (Longitud: 40 cm)   
De punta roma: recta o acodada
Para mujeres:
14 - 16 Fr (Longitud: 20 cm)  
De punta olivar: recta o acodada, útil en estenosis o estrechamientos uretrales o prostáticos
Para niños:
8 - 12 (Longitud: 20 cm)                                                                                                                 
En pico de flauta: utilizada para arrastrar coágulos

Tipos de lavado vesical:

Lavado vesical continúo: uso de sonda de 3 vías la vejiga es irrigada mediante un sistema de irrigación cerrado sin alterar la esterilidad del sistema de drenaje, este tipo de cistoclisis evita la obstrucción de la sonda por coágulos.
Lavado vesical intermitente con sistema de irrigacion cerrado: utilizando un conector en "Y" a la bolsa colectora y a un equipo de goteo de tal forma que se puede alternar la irrigación y el vaciado de la vejiga.
Lavado vesical intermitente con sistema de irrigación abierto: la sonda se desconecta de la bolsa colectora y se conecta a una jeringa cargada con suerofisiológico para irrigar manualmente. ( se emplea solo cuando se sospecha de taponamiento por coagulo o mucosidad)

Indicación para lavado vesical:
  • El lavado vesical continuo está indicado en pacientes que presentan hematuria moderada ó severa, bien por haber sido sometidos a intervención quirúrgica, o por patologías genitourinarias.
  • No realizar irrigación de la vejiga, a menos que se prevea la obstrucción (por ejemplo, como podría ocurrir con el sangrado después de la cirugía de próstata o vejiga). 
  • No efectuar irrigación vesical rutinaria con antimicrobianos.
  • La irrigación de la vejiga y la instilación de soluciones de mantenimiento no previenen infecciones asociadas al catéter. Sin embargo, estas intervenciones pueden ser recomendadas en circunstancias especiales (por ejemplo, en la gestión de la formación de coágulos de sangre).
  • Si la hematuria no se soluciona, puede ser necesario el riego a través de un catéter de 3 vías o en casos más graves, puede ser necesario el lavado de la vejiga bajo anestesia general.
  • La hematuria puede ser resuelta, tras cateterización suprapúbica, por riego a través del catéter suprapúbico o por medio de un catéter uretral adicional.
  • En caso de que sean necesarios lavados vesicales frecuentes se colocará una sonda de tres vías; si es necesaria la irrigación, se usará un método de irrigación intermitente; no practicar irrigación continua de la vejiga como medida antiinfecciosa de rutina.
Precauciones y/o Contraindicaciones:
Contraindicaciones propias del sondaje vesical como pueden ser:
  • Prostatitis aguda.
  • Lesiones uretrales (estenosis, fístulas).
  • Traumatismos uretrales (doble vía, etc.).
  • Sospecha de perforación o rotura vesical.
  • Reflujo vesico-ureteral.
Riesgos y complicaciones:
  • Infección urinaria.
  • Obstrucción de sonda uretral
  • Distensión vesical.
  • Perforación vesical.
  • Espasmos vesicales.
  • Absorción sistémica del liquido de irrigación.
  • Dolor
Materiales y Equipos:
Material para sondaje vesical.
  • Sonda de 3 vías “couvelaire” o Foley hemostática.
  • Solución de irrigación: suero fisiológico 0,9% de 3000cc estéril.
  • Equipo de irrigación estéril.
  • Sistema de drenaje cerrado, con bolsa de orina con capacidad 5000 cc
  • Tapón estéril.
  • Soporte de suero ó pie de gotero
  • Clorhexidina en solución alcohólica al 0,5%
  • Guantes estériles.
  • Adaptador estéril (sistema sonda).
  • Batea y bolsa de residuos.
  • Guantes limpios no estériles.
  • Preparado de base alcohólica
Lavado manual (sólo en casos indicados):
  • Guantes estériles .
  • Paño estéril.
  • Jeringa estéril de cono ancho de 50 cc.
  • Solución de lavado estéril.
  • Bolsa colectora.
  • Lubricante urológico.
  • Solución de clorhexidina 2%.
  • Gasas estériles.
  •  Protector de cama.
  • Batea y bolsa de residuos.
Procedimientos:
  1. Presentarse, confirmar la identidad del paciente utilizando al menos dos criterios, ninguno de los cuales será el número de la habitación, y explicar el procedimiento solicitando su colaboración.
  2. Evitar el lavado manual de la vejiga. Solo se realizará en enfermos cuando esté contraindicada la sustitución de la sonda vesical.
  3. Realizar la adecuada higiene de manos con un preparado de base alcohólica.
  4. Conectar el sistema de irrigación a la bolsa de suero fisiológico de 3000cc.
  5. Colgar la bolsa de suero en el pie de gotero y purgar el sistema, evitando la entrada de aire en la vejiga, lo que podría ocasionar distensión vesical.
  6. Procurar que la bolsa de la solución de irrigación esté siempre a unos 40 – 50 cm por encima del nivel de la vejiga.
  7. Ponerse la bata o delantal desechable, protección ocular y guantes estériles.
  8. Realizar Sondaje vesical con sonda de triple vía (según protocolo de sondaje vesical).
  9. Retirarse los guantes, realizar la higiene de manos con preparados de base alcohólica y ponerse un nuevo par de guantes.
  10. Aplicar alcohol de 70º en la conexión de la sonda y conectar el equipo de irrigación a la vía de entrada de esta, dejandolo fluir por gravedad.
  11. Conectar el sistema de drenaje cerrado a la vía de salida de la sonda, debiendo quedar ésta por debajo del nivel de la vejiga, para evitar el reflujo de fluido y el mecanismo de ascensión intraluminal de los microorganismos a la vejiga. Evitar que esté en contacto con el suelo u otros objetos.
  12. Dejar que la solución de irrigación fluya por gravedad, regulando el ritmo de irrigación con la llave del sistema. El ritmo será mayor cuanto mayor sea el grado de hematuria.
  13. Retirarse los guantes y realizar la higiene de las manos con un preparado de base alcohólica.
  14. Realizar balance estricto de entradas y salidas de suero.
  15. Evacuar regularmente el contenido de la bolsa de diuresis (cuando esté llena a dos tercios) por la llave situada en la parte inferior de la bolsa colectora.
  16. Vaciar la bolsa de diuresis utilizando un contenedor de recogida para cada paciente. Evitar que la espiga de drenaje entre en contacto con el contenedor no estéril.
  17. Para impedir la entrada de aire en vejiga debemos cambiar la bolsa de irrigación antes de que se vacíe por completo, cerrando previamente la pinza del sistema de goteo.
  18. En pacientes conscientes indicarles que debe alertarnos si experimenta dolor al aplicarle la solución de irrigación. En pacientes inconscientes valorar la aparición de signos clínicos de dolor, como aumento de la presión arterial, taquicardia y taquipnea.
  19. Registrar el procedimiento en la historia de enfermería, incluyendo las características del liquido drenado (color, cantidad y viscosidad), así como cualquier reacción adversa que tuviera lugar durante el procedimiento.
Lavado manual (sólo en casos indicados) :

  • Colocar protector de cama.
  • Realizar la higiene de manos.
  • Ponerse guantes estériles.
  • Colocar paño estéril por debajo del terminal de la sonda.
  • Preparar la jeringa con la solución prescrita.
  • Aplicar clorhexidina al 2% en la conexión.
  • Comprimir con los dedos el extremo de la sonda.
  • Desconectar la bolsa colectora, desechándola.
  • Conectar la jeringa e introducir de 30 a 40 cc. de solución lentamente.
  • Aspirar lentamente el contenido vesical con la jeringa.
  • Repetir el lavado, siguiendo los pasos anteriores, hasta conseguir el objetivo perseguido
  • Conectar a la bolsa colectora.
  • Si no se consigue la permeabilidad, avisar al facultativo.

xxx
FPuntos clave:


  • Controlar la permeabilidad de la sonda. En caso de producirse una
  • obstrucción de la misma, interrumpir la irrigación y realizar un lavado
  • manual mediante técnica aséptica para desobstruir la sonda, evitando que
  • pueda producirse una distensión vesical.
  • Controlar la aparición de dolor durante la irrigación, ya que puede indicar
  • que se ha producido una obstrucción en el sistema.
  • Controlar periódicamente el aspecto del líquido drenado, para detectar la
  • presencia de sangre, coágulos, etc.
  • Vigilar que no se produzca aumento de tamaño de los genitales externos
  • y/o abdomen, lo que significaría la diseminación del líquido de irrigación
  • por el tejido celular subcutáneo.
  • La aparición de espasmos vesicales.
  • Medir diuresis mediante control de entradas y salidas de suero. Lo
  • esperado es que las salidas sean mayores que el volumen de irrigación
  • utilizado.
  • Valorar cambios en el estado de conciencia del paciente. Una sobrecarga
  • de líquido a través de los senos prostáticos puede llevar a una
  • hiponatremia dilucional, confusión e hipertensión.
  • Evitar acodamientos del sistema de infusión.
  • Vigilar dolor y distensión abdominal.
  • No pinzar ni acodar nunca la sonda vesical.

PARÁMETROS A MONITORIZAR

Controlar la permeabilidad de la sonda. En caso de producirse una
obstrucción de la misma, interrumpir la irrigación y realizar un lavado
manual mediante técnica aséptica para desobstruir la sonda, evitando que
pueda producirse una distensión vesical.
Controlar la aparición de dolor durante la irrigación, ya que puede indicar
que se ha producido una obstrucción en el sistema.
Controlar periódicamente el aspecto del líquido drenado, para detectar la
presencia de sangre, coágulos, etc.
Vigilar que no se produzca aumento de tamaño de los genitales externos
y/o abdomen, lo que significaría la diseminación del líquido de irrigación
por el tejido celular subcutáneo.
La aparición de espasmos vesicales.
Medir diuresis mediante control de entradas y salidas de suero. Lo
esperado es que las salidas sean mayores que el volumen de irrigación
utilizado.
Valorar cambios en el estado de conciencia del paciente. Una sobrecarga
de líquido a través de los senos prostáticos puede llevar a una
hiponatremia dilucional, confusión e hipertensión.
Evitar acodamientos del sistema de infusión.
Vigilar dolor y distensión abdominal.
• No pinzar ni acodar nunca la sonda vesical.

RESULTADOS ESPERADOS

La eficacia de la técnica debe evaluarse durante y después del lavado
vesical continuo, y debe reflejarse en los siguientes aspectos:
- Permeabilidad de la sonda vesical.
- Eliminación de coágulos y/o mucosidad.
- Líquido de salida de lavado claro, sin presencia de hematuria.
- La perfusión tiene efecto antiálgico.


A TENER EN CUENTA
– Solución de lavado:
Se recomienda como solución de lavado el cloruro de sodio al 0,9%. No
debe utilizarse agua, ya que puede adsorberse en la vejiga mediante
ósmosis, provocando la dilución de electrolitos en el sistema circulatorio.
La investigación no ha demostrado ningún efecto beneficioso en la irrigación
con otros agentes como antisépticos y antibióticos, en cambio pueden
producir efectos tóxicos locales y contribuir al desarrollo de microorganismos
resistentes (II).
En casos muy concretos puede ser necesaria la incorporación de
determinadas sustancias a la solución de lavado como es el caso de la
solución de alumbre potásico al 1% a una velocidad de 200-300 ml/h. El
alumbre puede conducir a la formación de un precipitado que pueda llegar a
bloquear la sonda. Aunque raros, se han publicado efectos tóxicos
asociados con el alumbre, especialmente en pacientes con insuficiencia
renal y en niños, ya que existe una mayor predisposición a la acumulación
de aluminio. Los síntomas de toxicidad por aluminio incluyen letargo,
confusión, convulsiones, anorexia, vómitos, dolor abdominal, encefalopatía,
disartria, acidosis metabólica y coma. Si aparecen estos síntomas, de debe
avisar al médico responsable y detener la irrigación de inmediato.
– Temperatura de la solución de lavado:
La solución de lavado debe mantenerse a temperatura ambiente, ya que una
solución fría puede causar espasmo vesical.
– Fallo del lavado:
La proximidad de los lúmenes de entrada y salida en la punta del catéter
puede producir un "canal de irrigación" que permite la formación y retención
de coágulos en la vejiga del paciente, mientras que la solución de lavado
continua drenándose. El cambio de posición del paciente puede ayudar a
aliviar el problema.
– Obstrucción de la sonda:
Se manifiesta por:
- Distensión suprapúbica.
- Graves molestias en la parte inferior del abdomen
- Fugas de orina alrededor del catéter.
- Urgencia rectal.
- Reacciones vasovagales: sudoración, taquicardia, hipotensión.
Si durante la irrigación se bloquea el catéter vesical se debe:
→ Cerrar inmediatamente el sistema de irrigación para evitar mayores
molestias al paciente.
→ Inspeccionar en busca de posibles acodamientos del catéter
→ Realizar una lavado vesical manual siguiendo escrupulosamente las
medidas de asepsia.
→ Si tras estas maniobras no se obtiene éxito, avisar al urólogo
responsable.



RESUMEN

1. Presentarse, confirmar la identidad del paciente, realizar la higiene de
manos y ponerse el equipo de protección individual necesario.
2. Realizar sondaje vesical con sonda de triple vía siguiendo las
recomendaciones del protocolo de sondaje vesical.
3. Conectar el sistema de irrigación a la bolsa de suero fisiológico y purgar
el sistema.
4. Aplicar alcohol de 70º en la conexión de la sonda y conectar el equipo de
irrigación, manteniendo este a una altura de 40 – 50 cm por encima de la
vejiga.
5. Conectar el sistema de drenaje cerrado a la vía de salida de la sonda.
6. Regular el ritmo de irrigación con la llave del sistema (mayor ritmo cuanto
mayor sea el grado de hematuria.
7. Cuando la bolsa de diuresis se encuentre a dos tercios de su capacidad,
vaciarla respetando el sistema cerrado (sin desconectar el sistema).
8. Controlar y registrar las entradas y salidas. Valorar frecuentemente la
permeabilidad del sistema, así como la aparición de signos o síntomas.

++

tipo de irrigacion indicada
las caracteristicas de la orina antes de la irrigación como, por ejemplo, hematuria
magnitud del flujo urinario
distension, dolor o hiperestesia del abdomen inferior
signos de inflamación o infeccion de la vejiga y estructuras perineales
El estado de la sonda ( siya está colocada) antes de la irrigación

el paciente referiara disminucion del malestar en la regfion inferior del abdomen dentro de los 2 dias
demostrara ausencia de la obstruccion de la vegiga al eliminar un minimo de 250 ml de orina cada 8 horas

cuando se calcula el flujo urinario en un pacuiente que esta recibiendo irrigacion de la vejiga, restar el volumen de la solucion de la irrigacion infundida dentro de un periodo designado del volumne total de liquido acumilado en la bolsa

SOLUCION IRRIGACION VESICAL

se suele utilizar solucion salina. la osmolaridad debe ser igual al dd la sangre
Composición: Cada 100 ml de solución contiene: Sorbitol 2.7 g; Manitol 0.54 g. Osmolaridad: 178 mOsm/Ll.
Acción Terapéutica: Irrigador vesical.
Posología: Según indicación médica. Vía de administración: intravesical local.
Presentaciones: Bolsa de PVC atóxico conteniendo 3000 ml. Caja por 2 unidades.


https://books.google.es/books?id=ZO5q8zRL5IIC&pg=PA293&lpg=PA293&dq=irrigaci%C3%B3n+vesical&source=bl&ots=gOB5vwqiCl&sig=S7b10u-l4KYVPcQtc5TN_WYiLTA&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiZ44Op-qfZAhXMDcAKHebnBhk4FBDoAQgtMAE#v=onepage&q=irrigaci%C3%B3n%20vesical&f=false

https://books.google.es/books?id=NJhzDTwqchkC&pg=PA127&lpg=PA127&dq=irrigaci%C3%B3n+vesical&source=bl&ots=JzaKWso3m_&sig=WQfjqGr6iixtkFErQr7otFh9MEE&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiL6eqS-qfZAhVDasAKHQUcDYo4ChDoAQhMMAY#v=onepage&q=irrigaci%C3%B3n%20vesical&f=false




Para ello se usa una solución de suero de lavado estéril que se hace pasar al interior de la vejiga en goteo continuo a través de una sonda de tres vías, para después salir a través de la vía de drenaje de la sonda. Si el líquido de lavado no sale, puede producir una grave distensión vesical. Por lo que se debe estar muy atento a la velocidad de goteo de entrada y la velocidad y cantidad que va saliendo. También se debe vigilar, en caso de cirugía, si el suero de lavado está saliendo por algún drenaje o si se está diseminando por el tejido subcutáneo con el aumento evidente del abdomen o genitales externos del paciente.
http://ajibarra.org/capitulo-142-lavado-vesical

http://www.boloncol.com/boletin-12/enfermeria-oncologica-sondaje-vesical.html
http://www.sosenfermero.com/noticias-de-salud/rinon-y-sistema-urinario/hematuria-lavado-vesical-diagnostico-procedimiento/

https://www.saludencasa.com.co/videos-externos


https://www.youtube.com/watch?v=3Uo22mxvLJE

+ Leidos

Temas Enfermeria

Derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , Diseñado por ATENSALUD

Get Email Updates
Subscribe to Get Latest Updates Free